(Por Atilio A. Boron)

Mala suerte la del Paraguay. Un país de gente tan noble sometida a la insaciable voracidad de propios y ajenos. Salvajemente castigado por sus vecinos en la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870) y saqueado hasta lo indecible por su clase dominante desde entonces, tiene para colmo la desgracia de contar con un personaje como Federico Franco como usurpador de la primera magistratura del país. Este personaje –mezquino e insignificante- instalado en la presidencia por una criminal conspiración utilizada como pretexto para desalojar a Fernando Lugo, declaró días atrás durante su visita a España que "es un milagro que el señor Chávez desapareciera de la faz de la tierra porque le hizo mucho daño a mi país".

Page 9 of 9

Realizzazione: Natura Avventura

Joomla Templates by Joomla51.com