La condena del independentista puer­torriqueño Oscar López Rivera, encarcelado en Estados Unidos desde hace 35 años, fue conmutada el martes por el presidente, Barack Obama, por lo cual expirará el próximo 17 de mayo, según reportan medios de prensa citando a una fuente de la Casa Blanca.

Una conmutación u ofrecer clemencia es sustituir un castigo impuesto, por otro menos grave. Mientras que un indulto es un perdón total o parcial de una pena dictada por un tribunal. Tanto la conmutación como el indulto son decisiones que puede tomar un presidente o gobernador de un país, detalla el diario puertorriqueño El Nuevo Día.

Obama anunció además la conmutación de 208 sentencias, entre ellas compensó lo que resta de la condena penal de Chelsea (Bradley) Manning, analista de inteligencia del Ejército. Manning fue condenada por la filtración en el 2010 de miles de documentos que revelaron actividades militares y diplomáticas de Estados Unidos en todo el mundo y volvieron famoso a WikiLeaks.

La orden de liberación se dio en la tarde de este martes. Su abogada Jan Susler confirmó a la prensa que él estaba «muy agradecido por la solidaridad y el amor que le han brindado durante estos 35 años».

De acuerdo con Susler, la justicia se impuso después de un largo y complejo camino. «Tuve el privilegio de decírselo yo misma, Oscar es un hombre de paz y estuvo muy pacífico, recibió la noticia con alegría y mucha gratitud», dijo.

El prisionero 87651-024 – quien durante los últimos años ha estado encarcelado en la prisión de Terre Haute (Indiana) y ha cumplido 35 años en prisión—, quedaría en libertad en cuatro meses.

López Rivera, nacido en 1943 en Puerto Rico, es un líder independentista de su país natal. Es veterano de la Guerra de Vietnam, en la que fue condecorado por su valor en combate.

Al regresar a Chicago se integró a la lucha por los derechos del pueblo puertorriqueño y participó en actos de desobediencia civil y militancia pacífica.

En 1976 se integró a la lucha clandestina en favor de la independencia de Puerto Rico como miembro de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN). En 1981 fue capturado por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) acusado de «conspiración» y por su militancia en las FALN.

Al momento de su captura reclamó para sí la condición de «Prisionero de Guerra», amparado en el protocolo primero de la Convención de Ginebra de 1949. El protocolo de ginebra ampara a Oscar López por ser una persona detenida en conflicto y lucha contra la ocupación colonial.
Washington no reconoció la exigencia de López Rivera y lo condenó a 55 años de prisión, tras un supuesto intento de fuga, la sentencia aumentó a 70 años de cárcel, 12 de los cuales los purgó ya en aislamiento total.

El expresidente estadounidense William Clinton en 1999 le ofreció un indulto condicional. La oferta fue ofrecida a 13 miembros que aceptaron, pero López Rivera la rechazó porque para él ello incluía la condición de cumplir diez años más en la cárcel con buen comportamiento.

«Nunca, ni en Vietnam ni en la calle dejé a nadie atrás. Se me hizo difícil sabiendo que podía salir primero que ellos. También en diez años adicionales de cárcel no podía cometer ninguna infracción y en la prisión uno nunca sabe lo que el carcelero puede querer hacer», le dijo en el 2013 al diario puertorriqueño El Nuevo Día.

A su vez, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, indicó que ya el municipio prepara los arreglos para el recibimiento de López Rivera.

«Voy a firmar una orden ejecutiva mañana para hacer un día de júbilo en el municipio de San Juan el lunes, así que se extienden las fiestas de la calle San Sebastián teóricamente, pero es un día de júbilo y de regocijo», sentenció Cruz.

CAUSA COMÚN

Líderes de todo el mundo, así como organizaciones de derechos humanos, han exigido la liberación de Oscar López Rivera. El 18 de junio del 2012, el Comité de Descolonización de la ONU aprobó una resolución, promovida por Cuba, en la que pedía reconocer el derecho a la independencia y autodeterminación de Puerto Rico e instaba a la liberación de los independentistas prisioneros en Estados Unidos.

Al conocerse la noticia Granma dialogó con el Héroe cubano Gerardo Hernández quien destacó el ejemplo del patriota puertorriqueño, que «sirvió de inspiración a los Cinco».

«Hoy podemos celebrar. Sabíamos que su pena era larga y que había estado preso mucho más tiempo que nosotros. Si Oscar no flaqueó, nosotros tampoco podíamos hacerlo. Nos alegramos por él y sus familiares», señaló.

Su compañero de lucha, René González, calificó el indulto a López Rivera como «un acto de justicia tardía, y la justicia tardía nunca es justicia, pero es una manera de poner fin a un daño innecesario y absurdo que se le hizo a un hombre solamente por tener dignidad».

Le deseo a Oscar todo lo mejor, sé que lo esperan con mucho amor su hija, su familia, su pueblo boricua, y estoy seguro que va a ser una fiesta que merecen todos los que pidieron su liberación, afirmó.

René señaló además que el Imperio siempre consideró al puertorriqueño un ser inferior por ser de nuestros pueblos, a los que el Norte revuelto y brutal desprecia, pero que le demostró a los fiscales, a los carceleros y al gobierno norteamericano que era muy superior, mucho más digno y por eso se ensañaron con él.

Kenia Serrano, presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) envió su mensaje de alegría y júbilo y señaló que la unidad del pueblo puertorriqueño para alcanzar el excarcelamiento de López Rivera sea también un impulso para seguir en la lucha mayor por la independencia plena del país caribeño.

Por su parte, Eduardo Villanueva, expresidente del Colegio de Abogados de Puerto Rico, manifestó a Granma vía telefónica estar profundamente agradecido de su pueblo por la unidad, constancia y valor demostrado en la lucha por la liberación de un compatriota que lo dio todo por su país. Agradeció en especial a países latinoamericanos como Cuba, Nicaragua, Venezuela y otros que hicieron mucho y acompañaron la causa del boricua.

El abogado sostuvo asimismo que Oscar López Rivera forma parte de los hombres y mujeres que dan lecciones al ser capaces de darlo todo por un ideal de justicia.

Agradecidos con Luciano Vasapollo por formar parte de la familia de @laradiodelsur y viajar en @eltrendetarde y en @surmientras
Muchísimas gracias por el apoyo constante
Miles gracias de corazón de mi parte y de Rita Martufi y de mis camaradas de la Red de Comunistas - Italia , a La Radio Sur y en particular a Nelcy González y Álvaro Suzzarini y a todos del colectivo editorial y de dirección para ese agradecido reconocimiento que me emociona , me honora y nos da la absoluta convincion de continuar siempre la lucha en defensa de nuestra gran revolución de nuestros padres gigantes de la historia : siempre con Chávez y con Fidel .
Que sepamos ser dignos del inmenso legado que Fidel y Chávez dejaron en nuestras manos. Solamente así nos animamos a decir: ,TODOS SOMOS FIDEL , TODOS SOMOS CHÁVEZ !
! FELIZ AÑO 2017 de LUCHA REVOLUCIONARIA ! Y EXITOS SIEMPRE ADELANTE CON NUESTRA REVOLUCIÓN SOCIALISTA EN UN AÑO DE VICTORIAS.
La victoria es inevitable !! SOCIALISMO O MUERTE, VENCEREMOS ! Luciano Vasapollo

El profesor Luciano Vasapollo, de la Universidad La Sapienza, en Roma, ofreció un conversatorio en la Embajada Bolivariana en Cuba


LINK AUDIOVISUAL: https://www.sendspace.com/file/pahlxy


El profesor Luciano Vasapollo, de la Universidad La Sapienza, en Roma, ofreció un conversatorio en la Embajada Bolivariana en Cuba
“Defender el pensamiento del comandante Hugo Chávez, defender el pensamiento de la Revolución Bolivariana, significa dar una esperanza a una nueva humanidad”, aseveró el profesor Luciano Vasapollo, de la Universidad La Sapienza, en Roma, Italia, quien invitado por la Embajada de Venezuela en La Habana, realizó un conversatorio en el Salón Sucre de esta sede diplomática este lunes 12 de diciembre.
Vasapollo, quien es delegado del rector del centro de altos estudios romanos para las relaciones internacionales con los países de América Latina y del Caribe y coordinador de la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, capítulo Italia, expuso las razones por las cuales debe defenderse la Revolución Bolivariana, a propósito de la guerra económica que la derecha interna y foránea emprende contra la nación sudamericana.
“Hoy no solo es un deber de los revolucionarios, de los marxistas, de los chavistas, defender la Revolución Bolivariana, al presidente Nicolás Maduro y al pueblo bolivariano; también lo es ampliar la solidaridad con sectores no militantes –por ejemplo, sindicales, instituciones universitarias, juveniles, artísticos–, porque defender hoy el proceso bolivariano significa dar continuidad a una esperanza de la humanidad”, expuso el docente del Departamento de Economía de la universidad pública más grande de Europa.
Para Vasapollo, personalidades como Chávez y Fidel Castro no solo son patrimonio de sus países, sino de América Latina y de toda la humanidad, pues mostraron una alternativa a un sistema injusto como es el capitalista.
“Este ataque brutal que se está haciendo contra Venezuela y el presidente Maduro tiene un fin: dar la impresión de que el mundo es de pensamiento único, que no hay otra alternativa al capitalismo agresivo que no sea el capitalismo suave o atemperado”, meditó este defensor de la solidaridad en el ámbito político, social cultural e interinstitucional.
“Pero el futuro de la humanidad –aseguró– puede ser solo el de la idea de Chávez y Fidel, el de construir una hipótesis y un camino socialista, y defender hasta la muerte este proceso”. (Prensa Embajada de Venezuela en Cuba)

Sé que el solo nombre de Fidel Castro genera las mejores y peores pasiones. En este prólogo no hablaré de las pasiones de todos, sino de la mía, ya que son pocas las ocasiones en que tengo la posibilidad de hablar, un poco más solamente, de Fidel y de mi relación con su trabajo; y porque así puedo al menos demostrar cuán grande es el respeto que tengo por Cuba.

La presencia de la ética martiana en el pensamiento de Fidel Castro se ve en sus discursos y en sus escritos, en los que sostiene que Cuba tiene entre sus fuentes de educación y de conocimiento político la gran herencia dejada por Martí(7). El aspecto en común más importante (y es triste que esto siga siendo válido hasta nuestros días) entre el marxismo y el pensamiento de Martí es el tema del imperialismo. En la obra de Martí encontramos referencias explícitas a África y Asia, y a la lucha común que tenían ante sí para liberarse del colonialismo europeo.

Desgraciadamente, Martí murió demasiado pronto, y no pudo ver como, fácil i naturalmente, sus “discípulos” de América Latina y del resto del Tercer Mundo, solamente cincuenta años después de su muerte, adaptaron las obras de Marx y de Engels (hay que subrayar que recibieron esa influencia principalmente a través de la interpretación de Lenin) a la causa de la independencia y del desarrollo, como hizo por ejemplo el Che Guevara. La importancia de Lenin como trait-de-union entre Martí y Marx es crucial en este caso.

Las líneas guía de Cuba, Venezuela, Bolivia y, en general, el ejemplo de la alianza socio-política y económica del ALBA, muestran como las reformas parciales pueden consolidarse, las tácticas y las luchas por las reivindicaciones parciales transformarse en auténticas estrategias para la superación de las grandes desigualdades y de las guerras impuestas por las leyes del capitalismo.

El problema clave, en la teoría y la práctica, es la cuestión del Estado, y más precisamente la cuestión del poder estatal, que Bolivia, Ecuador, Cuba y Venezuela han sabido dispersar y descentralizar a nivel popular.

La esencia de las ideas de Martí es en estos casos muy persistente; hasta el punto en que para Fidel Castro la educación y la necesidad de garantizar la difusión de la cultura a nivel popular ha representado siempre algo fundamental, de la misma manera que estaba presente en las ideas de José Martí: esto los cualifica a los dos como “soldados de las ideas más progresistas”.

No por casualidad, en 1953 Castro declaró que el autor intelectual del ataque al Moncada era Martí, y esto es algo que va mucho más allá de la retórica.

La oratoria de Fidel ha sido estudiada de varios modos, es refinada y amplia, se verifica en ella una profunda ética, como en Martí; su palabra responde siempre a los propósitos y a los intereses colectivos. Por esta razón ha conseguido siempre amor y empatía con los varios interlocutores con los que ha hablado.

Ha dominado como nadie la oratoria, afirma la investigadora Paola Laura Gorla(8), y así nos encontramos ante un gran líder que domina el arte de la palabra, el arte de la persuasión, capaz siempre de ser escuchado, de tener un intercambio activo con quien le escucha para obtener no solamente respuestas inmediatas sino sobre todo resultados posteriores. Hemos sido muchas veces testigos directos de la capacidad de Fidel, siempre en el punto de incitar al pueblo y, sobre todo, hacer pensar y reflexionar a la gente.

Lukács es uno de los grandes olvidos de la izquierda eurocéntrica y, sin embargo, nosotros hemos puesto siempre en el centro la Ontología del ser social, que sigue siendo el instrumento teórico más válido para entender el paso de las bases materiales de la existencia a las formas de conciencia y, así, de acción consciente.

Considero a Meszaros uno de los mayores filósofos vivos, además de estar entre los no muchos intelectuales europeos orgánicos a los procesos revolucionarios de Centro y Sudamérica, que identifica los límites absolutos del sistema del capital y plantea el problema, una vez más, de la gestión de la reproducción total de la sociedad por parte de quien la realiza materialmente: los trabajadores.

Debo recordar que Fidel ha sido un gran lector, cuidador y continuador del pensamiento martiano, antes incluso de ser marxista; así como muchos revolucionarios de su generación, ha leído y conocido profundamente la obra de Martí, y estas ideas atraviesan y modelan su idea de nación, dando gran relieve a las tradiciones culturales, a la memoria que se encuentran íntegramente en la síntesis de su concepto de revolución. Trabajar sobre esta recomposición internacional es uno de los mensajes de la batalla de ideas de Fidel, explorando la dimensión globalizante del capital, la agudización de todas las contradicciones establecidas también en el estrecho vínculo internacional de la producción y de la creación de beneficio; es un objetivo estratégico que hay que tener bien presente y sobre el cual hay que orientar la conciencia de los trabajadores, partiendo del hecho que las luchas sindicales y sociales, así como la dimensión de la producción, tienen hoy una dimensión internacional que traspasa las fronteras de todos los países.

 

 

Realizzazione: Natura Avventura

Joomla Templates by Joomla51.com