El 16 de junio de 2017, Donald Trump, en un discurso pronunciado simbólicamente en un teatro de Miami, anuló de hecho el lentísimo deshielo iniciado al final de la administración Obama en relación con Cuba. Trump anunció la firma de una directiva política denominada “Memorándum Presidencial de Seguridad Nacional sobre el Reforzamiento de la Política de los Estados Unidos hacia Cuba” que sanciona la eliminación de los intercambios educativos “pueblo a pueblo” y un mayor control de los viajeros estadounidenses que llegan a Cuba, así como la prohibición de transacciones económicas, comerciales y financieras entre compañías estadounidenses y sociedades cubanas vinculadas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias y a los servicios de inteligencia y seguridad.

A partir de presuntas preocupaciones en ningún momento especificadas o concretadas sobre la situación de los derechos humanos en Cuba, Trump decidió liquidar la Directiva Presidencial de Política de “Normalización de las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba”, aprobada por Obama el 14 de octubre del 2016, que, a pesar de no ocultar el carácter intervencionista de la política estadounidense, había reconocido la independencia, la soberanía y la autodeterminación de Cuba, y al gobierno cubano como interlocutor legítimo. Admitía además que la política del bloqueo era una política obsoleta que había que eliminar.

Un gran paso atrás, en una fase en que el derribo de los jet sirios comprometidos en liberar al propio país del terrorismo y la tremenda guerra económica, mediática y también paramilitar contra Venezuela hacen de los Estados Unidos una válvula totalmente enloquecida para el futuro del planeta.

Sobre todo esto hemos tenido la oportunidad de hablar con el profesor Lucinao Vasapollo en la entrevista que sigue.

-¿Cómo interpreta las declaraciones de Trump en Miami?

LV-Las declaraciones de Trump contra Cuba son antihistóricas y recrean un clima de guerra fría, provocador y absolutamente fuera del contexto histórico. Se trata, además, de una política en línea con las opciones tomadas por esta administración también en relación al resto del mundo, fruto de decisiones contrarias al derecho internacional y en la lógica de la ley del más fuerte.

Una política claramente guerrerista. Ahora, Trump está llevando al mundo hacia la guerra militar, económica, a la guerra total. Los objetivos son claros: Venezuela y Cuba, los países del ALBA en general, Irán y el Oriente Medio no alineado, Rusia, China y Corea del Norte. Una guerra total, militar y económica. Los USA ya no són los líderes mundiales ni a nivel militar ni económico. En la competición global, el enfrentamiento interimperialista, tal y como lo llamamos nosotros, los Estados Unidos no tienen ninguna posibilidad de escapar de la tremenda crisis económica, ocupacional e internacional que viven si no es a través de una guerra.

-¿Así pues, después de Siria y Venezuela, ahora es el turno de Cuba?

LV-Exactamente. La rueda de prensa en la que se anunció el decreto contra Cuba se realizó en un lugar simbólico, muy importante. Trump se desplazó a Miami, a la corte de la mafia anticastrista, de los escarface actuales de Cuba, aquellos que a través de la venta de cocaína, el terrorismo y la tutela de los intereses de la peor mafia internacional combaten contra la soberanía de La Habana. El gobierno de los Estados Unidos se presentó en un contexto claro para anunciar la prohibición de las relaciones con Cuba y para replantear el bloqueo agravado. Tiene lugar en un contexto subversivo, un contexto de liquidación de cualquier idea de autodeterminación constitucional en Cuba y de cualquier autonomía.

-¿Acaba el lento deshielo que se había iniciado en el último período de la administración Obama?

LV-La directiva aprobada por Trump es contraria a los intereses de la directiva del 2016 de Obama, en la cual se hablaba de respeto a la soberanía, la independencia y la autodeterminación. Esta nueva directiva deroga la anterior, en un contexto de guerra. La declaración se produjo en un contexto, lo repito porque es el elemento más importante que hay que tiene que quedar claro, en que estaban presentes todos los terroristas de Miami envueltos en el ataque a playa Girón, había agentes de la CIA, de los servicios secretos de otros países europeos, los peores criminales que se mancharon con crímenes contra la revolución cubana y contra la autodeterminación de los pueblos de América Latina. Estaban los asesinos por los cuales los 5 agentes cubanos del antiterrorismo han sufrido injustamente 16 años de detención por haber combatido a esta mafia ligada a la CIA. Estaban presentes todos en esa sala. Una sala preparada para el caso, para producir la máxima provocación gerrerista posible contra Cuba.

-¿Cuál es el objetivo último del gobierno de los USA?

LV-Reconquistar toda América Latina, con todas las armas del peor neocolonialismo y neoimperialismo que esta política prevé. Después del golpe de estado en Honduras, después de haber liquidado con un golpe blanco al gobierno de Dilma en Brasil, después de haber condicionado con elecciones poco claras la victoria de Macri en Argentina, después del golpe blanco en Paraguay, después de haber reforzado las bases militares en Colombia y en Perú, ahora es el momento de la tremenda e inhumana guerra económica que la CIA y los USA están realizando contra el legítimo gobierno de Venezuela. Una guerra económica que viene acompañada de una guerra mediática y una guerra psicológica.

-También Gentiloni, junto a Rajoy, ha decidido dar apoyo a Trump con una grave injerencia contra el gobierno venezolano. ¿Qué le parece?

LV-Pues lo que es: neocolonialismo. En el caso de Italia, es todavía más grave, porque ni siquiera se persiguen intereses propios, sino que se hace el trabajo por cuenta de terceros. En Venezuela, millones de personas que antes de la llegada de Chávez no eran tenidas en cuenta, no existían, hoy tienen derecho a la sanidad, a la educación y a una vida digna. Esto a Gentiloni y a la cultura liberal que representa no les gusta nada. Diré un motivo. La resistencia de estos momentos en la Venezuela bolivariana es la resistencia de todos aquellos que creen en el futuro de paz y de convivencia solidaria de los pueblos, en la bandera de la igualdad social. Esto es lo que ha representado y representa el ALBA bolivariana.

Quien, por el contrario, como Geniloni, espera una destitución subversiva y violenta del legítimo gobierno de Caracas se pone del lado de los intereses de las multinacionales del petróleo que no aceptaron nunca la nacionalización de las empresas energéticas y que quieren reapropiarse de las reservas de petróleo más grandes del mundo. Decidid vosotros de qué parte estáis; pero para haceros una opinión de forma honesta tenéis que obviar la lectura de los medios corporativos italianos que persiguen el mismo objetivo que Gentiloni.

-¿También la guerra contra Cuba será económica, mediática y psicológica?

LV-Continuará siendo. Este ataque criminal contra la autodeterminación en aquel teatro de Miami forma parte de la guerra psicológica y de la de los medios de comunicación.

Pero no habrá consecuencias negativas en el plano interno ni internacional. Cuba ha demostrado siempre que cuando se ve sometida a ataques consigue movilizar hasta el último cubano en total solidaridad y proximidad con el gobierno, el partido comunista.

Las primeras respuesta de intelectuales, movimientos sociales y artistas comprometidos con la defensa de la revolución cubana ya han llegado. El gobierno, el partido y el sindicato se han reafirmado serenamente y decididamente en que la única salida de las relaciones internacionales es el respeto del derecho internacional, de la soberanía, de la independencia y de la autodeterminación de los pueblos. Los primeros dos puntos en el orden del día de las relaciones con los Estados Unidos son: fin inmediato del bloqueo y restitución de Guantánamo a la soberanía de Cuba. La posición de La Habana es limpia, simple y autorizada. Autorizada como sólo puede ser la de un país libre, soberano e independiente.

-¿Qué movilización preparan ahora en defensa de Cuba después de este último ataque?

LV-A nivel internacional creo que las asociaciones, los partidos, los demócratas, los revolucionarios, los progresistas, los hombres libres de este planeta saben muy bien que el respeto del derecho internacional es la única solución. Volvemos a una gran solidaridad internacionalista no solamente con Cuba, sino también en relación a las reglas internacionales. Nosotros como Red de los Comunistas, Nuestra América, Capítulo Italiano de los Intelectuales en Defensa de la Humanidad y Cestes-USB hemos reafirmado que reforzaremos la solidaridad política. El 30 de junio en la Villetta, en Roma, empezaremos a recoger firmas contra el bloqueo criminal que golpea a Cuba, en una movilización a la cual invitamos a todos los parlamentarios, intelectuales, políticos, dirigentes sindicales que quieran participar. Es la continuación de lo que hicimos hace un mes en Bruselas, convocando a las fuerzas progresistas y democráticas del Parlamento Europeo.

-Usted ha vuelto hace poco de Cuba. ¿Cómo está la situación en el país y qué reacción prevé después del decreto de Trump?

LV-Volví hace pocos días de Cuba, después de un largo viaje de relaciones políticas. Un viaje intenso en el cual he visto en todos los espacios culturales, políticos, sindicales, académicos en que he estado tanta pasión y sentido de la responsabilidad histórica al reivindicar la autodeterminación y el fin del bloqueo; pero, al tiempo, en un contexto en que se reivindica el fin de las injerencias contra Venezuela y contra todos los pueblos aplastados por las cadenas del imperialismo. La solidaridad internacionalista es esto.

-¿Qué objetivos tiene Trump y a dónde llevan al mundo?

LV-Estos procesos no nacen casualmente. Trump no responde a una visión particular y suya del mundo, como pretende alguna izquierda, ni a intereses personales. No, ésta es la visión de un sector importante de la burguesía imperialista estadounidense, de sectores importantes también de la burguesía transnacional europea. Quiero resaltar también un concepto fundamental que muy a menudo se olvida. Escucho a los líderes políticos, también italianos, decir “quizás Trump está exagerando con Cuba, pero con la dictadura de Maduro lo está haciendo bien”. Quiero decir a estos señores que el ALBA bolivariana es un solo cuerpo, una única y grande espiral de esperanza para el resto del mundo. El ALBA se defiende en su integridad, por lo que golpear a Cuba significa golpear a Venezuela, Bolivia, Ecuador y todos los otros países. Los presidentes del ALBA se han encontrado inmediatamente todos juntos en torno a Venezuela y Cuba.

-¿Qué legitimidad tiene los Estados Unidos para hablar de democracia y derechos?

LV-Trump y los Estados Unidos no tienen ninguna legitimidad ni autoridad para hablar de derechos. Los derechos, como ha defendido muchas veces el gobierno de Cuba, son todos uno: por tanto, cuando se habla de derechos, se habla de derechos civiles y también de derechos de liberación de la necesidad. Cuba es un punto de referencia y está en la vanguardia, ya sea en relación a los derechos civiles como en los derechos sociales. Ciertamente, los USA no pueden hablar de derechos, porque tienen centenares de detenidos políticos condenados a larguísimas penas, porque han hecho sufrir una cárcel durísima e injusta a los cinco cubanos, porque tienen presidentes elegidos con menos de la mitad de las persones que votan. Un país en donde la criminalidad, hija del desencanto de un país donde millones de persones se ven obligadas a vivir en la pobreza absoluta, está totalmente fuera de control. Un país en donde el estado de derecho y el estado social no existen. Un país en donde millones, repito, millones de niños viven en condiciones de indigencia casi absoluta. ¿Qué derecho tiene para dar lecciones de democracia a Cuba y Venezuela? Ninguna. Como a ningún otro país en el mundo.

-También el gobierno cubano, en su respuesta a Trump, ha utilizado más o menos estos argumentos…

LV-Los Estados Unidos no están en condiciones de dar ninguna lección. Y todos los que soñamos un mundo de igualdad y libertad estamos muy preocupados, como recordó justamente en estas horas el gobierno cubano, por los numerosos casos de homicidio, brutalidad y abusos policiales, particularmente contra la población afroamericana, que suceden en los Estados Unidos; por el hecho de que se explote el trabajo infantil y existan graves manifestaciones de discriminación racial; también porque en los USA 23 millones de personas están sin asistencia médica, porque se margina a inmigrados y refugiados, en particular a los provenientes de los países islámicos; por el hecho, por fin, de que se pretenda construir muros que denigran a los vecinos; mientras se abandonan los compromisos internacionales para preservar el medio ambiente y afrontar el cambio climático.

Dicho todo esto, quiero concluir esta entrevista con una frase de la que asumo plenamente toda la responsabilidad: si Trump continúa con esta política tendrá que ser juzgado por la humanidad y los organismos internacionales que corresponda como el hombre que está llevando al mundo al absurdo de una guerra de características apocalípticas. Tendrá que responder por crímenes contra la humanidad porque el bloqueo, la guerra militar, la guerra económica no son otra cosa que crímenes contra la humanidad.

traducc. Pep Valenzuela

Entrevista con AntiDiplomátic: “Lo que está sucediendo hoy en Venezuela es una guerra, alimentada con ataques infames de los grandes potentados de la prensa internacional, que actúan bajo las órdenes precisas de los USA y la Unión Europea”.

“Hoy, 1 de Mayo anuncio que, con base en mis facultades presidenciales como Jefe del Estado de acuerdo con el artículo 347, convoco al Poder Constituyente Originario para que la clase obrera y el pueblo convoquen la Asamblea Nacional Constituyente”, éstas son las palabras de Maduro pronunciadas en la Avenida Bolívar con ocasión de las celebraciones con motivo de la fiesta de los trabajadores. En las próximas horas se entregará al Poder Electoral la propuesta para la elección de 500 constituyentes.

La oposición es responsable de los intentos de golpe del 2002, del 2014 y del actual en pleno fermento. No solamente la violencia en las calles, también se grita al “golpe” con megáfono desde todos los periódicos internacionales. Incluso el presidente del Parlamento Borges declaró que éste es el momento de “golpear al país”. Estas declaraciones gravísimas contra el propio país se producen después de las del presidente Allup, otro alto dirigente de la oposición, que había amenazado hace dos semanas con “otros muertos” en las manifestaciones. En la violencia generada por los sectores más extremistas de la oposición, durante el último mes han muerto 30 personas, que hay que sumar a las 43 asesinadas por las así llamadas “Guarimbas”, el intento de golpe del 2014.

Hemos pedido al Profesor Luciano Vasapollo, delegado del rector de la Sapienza para América Latina y Director del Centro de Estudios Cestes (USB), que nos ayude a entender mejor el momento que atraviesa Venezuela, a través de una entrevista telefónica que os proponemos.

-¿Qué cambia después del anuncio de Nicolás Maduro, de ayer 1 de Mayo, de una nueva Asamblea Constitiuyente? ¿Es éste el movimiento justo para salir del impás?

Lo que voy a decir no representa a la Sapienza, es mi opinión personal. La situación en Venezuela se ha hecho insostenible. El ataque de Trump, de las multinacionales del petróleo perfectamente representadas hoy por Tillerson en el Departamento de Estado USA, y de la “internacional negra” no puede definirse más que con una palabra: guerra. La invasión militar no se la pueden permitir en esta fase, pero lo que está sucediendo hoy en Venezuela es una guerra, alimentada por los ataques infames de los grandes potentados de la prensa internacional, que actúan bajo las ordenes precisas de los USA y la Unión Europea. Esto no lo digo yo solamente, sino que es lo mismo que ha expresado en un análisis lúcido de la situación venezolana el premio Nobel de la Paz Esquivel. Una guerra alimentada por los medios de comunicación que cada día nos bombardean con mentiras sobre la crisis humanitaria en el país y sobre la “represión del régimen” contra los “manifestantes pacíficos”. En Venezuela no hay ninguna crisis humanitaria y si los actos de violencia que estan teniendo lugar allí sucediesen en París, Roma o Bruselas, por no citar alguna ciudad de los Estados Unidos, ya se habría producido una represión miles de veces superior a la limitada y clarividente del ejército y de la policía bolivariana.

-¿Qué cambia ahora con el anuncio de Nicolás Maduro?

-Para comprender el paso anunciado por el Presidente hay que tener en cuenta una previa. Lo ha dicho mejor que yo mismo, en estos días, el expresidente de Uruguay en una entrevista que solamente vosotros del AntiDiplomátic habéis traducido. “Lo que me asusta más de Venezuela es la oposición, o una gran parte de la misma. Creo que hay un clima de radicalización que se ha transformado en irracional y que a largo plazo acabará favoreciendo a la derecha. Esto es muy peligroso porque está Trump en los Estados Unidos. Ya estamos acostumbrados a la retórica de la defensa de la democracia, de los derechos humanos, contra las armas de destrucción masiva. Y después llega siempre la terrible intervención armada de los Estados Unidos. Lo peor que podemos hacer como latinoamericanos es dar apoyo al intervencionismo. La radicalización y lo que está haciendo Almagro en la OEA es un peligro no solamente para Venezuela sino para todo el continente”.

Ved aquí, en esta situación en que la derecha no solamente hace de apoyo del intervencionismo, paralizando el país y a los trabajadores solamente para que Venezuela se hunda en una crisis para justificar la intervención humanitaria, porqué era necesario actuar, y el presidente Maduro decidió la vía más democrática y sensata posible: retornar al pueblo.

Convocar al pueblo para una nueva asamblea constituyente que, a partir del respeto a los fundamentos y los poderes de la Constitución del 1999 de un gigante de la historia como Hugo Chávez, sepa dar una solución al impás político y social del país.

Una lección de democracia popular anunciada el día de la fiesta de los trabajadores frente a millones de personas. Una lección, como la celebración del Primero de Mayo en Cuba.

-¿Por qué el presidente de Venezuela ha tomado a esta decisión?

-Para responderte quiero hacer referencia a las palabras del Papa Francisco que, de vuelta de la visita a Cuba, permiten entender claramente que el impás del diálogo se debe a la división de la oposición. Hace meses que el gobierno Maduro llama a la oposición al diálogo, con mediación de la UNASUR y del Vaticano y con cuatro expresidentes iberoamericanos. Solamente ha dado respuesta una mínima parte moderada. Además han paralizado el Parlamento, al no aceptar las decisiones de la Corte Suprema en relación con la ineligibilidad por fraude de tres parlamentarios y no ratificando reformas económicas con el objetivo declarado de hacer caer al país en el caos. Hay que sumar que, después del golpe de estado del 2002 y el intento de golpe del 2014, han elegido la vía de la violencia y el terrorismo. Pero no solamente esto, ahora, como ha declarado explícitamente Capriles, no respetan ni siquiera las declaraciones del Papa Francisco. Con una oposición de este tipo y en un clima de guerra dirigida desde el exterior, ¿qué se puede hacer? Volver a llamar al pueblo a una nueva asamblea constituyente. En la Asamblea no habrá representantes del PSUV ni de los otros partidos, sino sindicatos, asociaciones de prensa, los pensionistas, el ejército y todas las otras partes que componen la sociedad. En este medio hay diversas ideas, referencias, culturas. Pero será el pueblo quien escoja la vía para salir de este impás.

-De los Estados Unidos ya se ha dicho. ¿Cómo calificas el comportamiento de Europa en esta guerra contra Venezuela?

-Hace solamente 4 días estaba en Bruselas en solidaridad contra el bloqueo a Cuba y para denunciar el vergonzoso ataque que está sufriendo Venezuela. Bien, pues mientras que en relación a Cuba he encontrado solidaridad hasta por parte de la así llamada “izquierda moderada”, en relación con Venezuela hasta la “radical” tiene una posición influenciada por las miserias que se escriben en los periódicos. La semana pasada el Parlamento Europeo aprobó una resolución vergonzosa de ingerencia contra el gobierno de Caracas. Europa se ha manchado por una enésima vergüenza con 450 votos a favor y solamente 35 en contra. Entre los 450 estaban los del PD europeo en sus varios sectores, hijos de los intereses de las oligarquías. El dato, después, es el de las 100 abstenciones. 100 Poncio Pilatos, muchos de la “izquierda radical”, que hacen más daño todavía en una fase como ésta.

-¿Qué se espera de la reunión de la CELAC convocada con emergencia por Venezuela y que se reunirá hoy en El Salvador?

-La CELAC es hoy el nivel más alto de representación posible de América Latina. Ya sea porque, a diferencia de la OEA, dentro no están los Estados Unidos ni Canadá para dictar la línea, y porque sí está representada Cuba. La OEA de Almagro se ha convertido en el instrumento de ingerencia principal contra Venezuela. Después del “golpe interno” contra la presidencia de Bolivia para imponer arbitrariamente una resolución contra el gobierno Maduro y después de que Almagro se transformase en el próximo candidato de la derecha venezolana en las próximas elecciones, ha hecho bien la ministra de Exteriores Delcy al anunciar la retirada y convocar a la CELAC, el único organismo representativo del continente.

Alessandro Bianchi

http://www.lantidiplomatico.it/dettnews-luciano_vasapollo_sul_venezuela_con_una_destra_che_non_ha_rispetto_nemmeno_del_papa_dal_presidente_maduro_una_lezione_di_democrazia_popolare/5496_19942/

 

traduccion
pep valenzuela

Segue in italiano

El lunes 10 de marzo la campaña política juvenil “Noi Restiamo” (“Nos quedamos”) presentó su libro de entrevistas “Tempesta perfetta” (“Tormenta perfecta”) al interno de la Universidad de Roma La Sapienza junto a los compañeros del colectivo CUMA. Una presentación a-tipica porque enriquecida por la presencia del embajador Venezolano, Julian Isaias Rodriguez Diaz, con el cual hubiéramos querido discutir de teoría económica marxista en un momento mas sereno, pero los hechos de los últimos días volvieron necesaria una mayor atención a las peligrosas dinámicas de renovado interventismo de los EEUU.

 Antes que nada se hablo de la análisis teórica como parte integrante de la practica militante, así como la importancia de llevar la actividad política dentro de las universidades, así como lo hizo el profesor Vasapollo hospedando la iniciativa. En este sentido Luciano presento de forma muy eficaz dos conceptos que ya había expuesto en el libro mismo. La presencia del embajador de hecho se conectaba con la ultima pregunta de la entrevista sobre las posibles lineas de fractura del sistema capitalista actual, que el profesor nos había indicado, también gracias a su experiencia política y militante en Latinoamérica, en las experiencias del socialismo del siglo XXI y en las alianzas internacionales basadas en la cooperación y la solidaridad como el ALBA, así como en el rol de la República Bolivariana de Venezuela.

A la pregunta sobre el papel, hoy, del economista critico, la respuesta fue la de la necesidad del intelectual militante, che produce teoría critica pero ademas la promueve y difunde al interno de las instituciones universitarias, sobretodo en un momento de monopolio por parte de la ideología dominante. Una invitación para todos aquellos profesores que expresan ideas fuertes, pero aceptan pasivamente a la academia uniformada, privatizada y cada vez menos abierta al debate entre diferentes pensamientos.

Un cierre practico y teórico de la universidad, que no fue cambiada ni debatida nisiquiera luego del evidente y continuado fracaso de las políticas de austeridad, reformas de trabajo, privatizaciones, fundadas en la teoría económica neoclásica “ortodoxa”. Porque esta políticas (sobretodo en los países del Mediterráneo) que no resuelven los problemas del desempleo, así como no logran los objetivos de crecimiento económico o diminución de deuda, continúan siendo aplicadas de forma rígida sin la mínima critica? Debemos lastimosamente abandonar explicaciones que acusan de estos efectos a la irracionalidad de los economistas o de los políticos; hay que tener la fuerza de decir que estas políticas vienen de una racionalidad, que gestionando la crisis confirma su completo abandono de cualquier forma de respeto hacia la humanidad, en defensa de las ganancias de los potentes. 

Es una ilusión apostar teóricamente en un keynesiano aumento de salarios, cuando todas las políticas de los últimos veinte años tenían como dirección la compresión de los mismos. El perdurar de la crisis y la imposibilidad de soluciones internas al sistema capitalista no nos debe ilusionar con la posibilidad de su extinción espontánea, al contrario nos debe poner en guardia sobre las transformaciones de la fase y del desarrollo de las dinámicas internacionales, donde la competición inter-imperialistica se vuelve central llevando a la guerra como principal tendencia.

No solo la intervención estadounidense en Siria reactiva la competición con Rusia, sino que amplia el intervencionismo que EEUU hace tiempo va moviendo en su “patio de casa”, con rol activo y directo en atacar a las experiencias socialistas y progresistas de America Latina.

Principal objetivo del ataque en este momento es Venezuela, sea por su riqueza petrolífera, así también por su significado político

Julian Isaias Rodriguez Diaz nos señala en su charla sobre estas tendencias de guerra dentro de la crisis del sistema no solo económica, sino que también social y política, con una clase de empresarios que ya no delega el gobierno a la clase política, sino que cada vez vas toma directamente la dirección del Estado manejándolo como una empresa. Al aventurerismo militar de los “nuevos” EEUU de Trump se une un culpable silencio de las organizaciones internacionales, a partir del ONU, hasta el descarado apoyo de la Organización de Estados Americanos contra Venezuela, contrariamente a los principios de esa misma organización. Rodriguez Diaz nos señalo ademas el rol de la agresiva campaña mediatice contra Venezuela, presentada como un Estado en quiebra, cercano a una crisis humanitaria, dictatorial. Pero así como hemos rechazado la propaganda económica que justifica la austeridad sobre los pueblos de Europa, así debemos combatir la propaganda imperialista que se utiliza para justificar la injerencia política y militar en todo el mundo. El Embajador destaco, contestando a innumerables preguntas, la importancia de momentos de debate como este, útiles aportes contrainformativos y de solidaridad contra la propaganda imperialista.

El ultimo agradecimiento del embajador fue para las numerosas personas presentes. La presentación de un libro, si, pero una presentación militante.

 -------------------

La Tempesta Perfetta arriva a Roma insieme all'ambasciatore venezuelano

Lunedì 10 marzo la campagna Noi Restiamo ha presentato il suo libro di interviste Tempesta Perfetta all'interno dell'Università La Sapienza insieme ai compagni del collettivo CUMA.

Una presentazione atipica in quanto arricchita dalla presenza dell'ambasciatore Venezuelano, Julian Isaias Rodriguez Diaz, con cui avremmo certo preferito potere discutere di teoria economica marxista in un momento più sereno, mentre i fatti degli ultimi giorni hanno reso necessaria una maggiore attenzione alle pericolose dinamiche del rinnovato interventismo degli Stati Uniti.

Possiamo ben dire che oltre a presentare il libro stesso, si sono presentate al meglio e in maniera attiva le ragioni politiche che ci hanno spinto a realizzarlo.

Prima di tutto si è esposta l'analisi teorica come parte integrante della pratica militante, come sottolineavano anche i compagni del CUMA per il condiviso interesse di portare l'attività politica anche all'interno delle università, ma anche come ha dimostrato praticamente il professore Luciano Vasapollo ospitando questa iniziativa. In questo senso Luciano ha presentato in maniera molto efficace due concetti che esprime anche nel libro. La presenza dell'ambasciatore infatti era in linea con la risposta all'ultima domanda dell'intervista sulle possibili linee di frattura del sistema capitalista attuale, che il professore anche grazie alla suo percorso accademico e militante legato ai paesi dell'America Latina legge possibile nelle esperienze del socialismo del XXI secolo e nelle alleanze internazionali basate sulla cooperazione e la solidarietà come l'ALBA, e quindi dell'importante ruolo della Repubblica Bolivariana del Venezuela in questi processi.

Mentre alla domanda su quale sia oggi il ruolo dell'economista critico la risposta è proprio quella dell'intellettuale militante, che oltre sapere produrre teoria critica la sappia anche promuovere e difendere all'interno delle istituzioni universitarie, soprattutto in un momento in cui queste sono sempre più funzione del solo pensiero dominante. Un “invito” volto espressamente a quanti professori esprimono anche idee forti, ma che poi accettano passivamente un'accademia sempre più uniforme, sempre più privatizzata e sempre meno aperta al dibattito e al confronto di pensieri differenti. 

Una chiusura pratica e teorica dell'università che, come viene analizzato nel libro, non è stata mai messa in discussione nemmeno dopo l'evidente e continuato fallimento delle politiche di austerity, riforme del lavoro, privatizzazioni, che sono state proprio fondate sulla teoria economica neo-classica “ortodossa”, quella mainstream. Perché dunque queste politiche (soprattutto nei paesi mediterranei) che non solo non hanno ridotto la disoccupazione, ma non sono nemmeno riuscite a realizzare i loro obiettivi di crescita o riduzione del debito, continuano a essere applicate in maniera rigida senza la minima accettazione di qualsivoglia critica? Dobbiamo purtroppo abbandonare una spiegazione che legge questa ostinazione nell'irrazionalità degli economisti e dei politici, ma dobbiamo andarla invece ad affrontare proprio nella sua razionalità, anche quella che ci spaventa di più, perché dalla tragica gestione della crisi abbiamo avuto la conferma del totale abbandono di ogni forma di rispetto verso l'umanità quando i potenti devono difendere i loro profitti. È dunque futile puntare teoricamente alla proposta Keynesiana di aumentare i salari quando tutte le politiche degli ultimi vent'anni sono state mosse proprio dall'obiettivo della loro riduzione. Il perdurare della crisi e l'impossibilità di soluzioni interne al sistema capitalista non deve però farci sperare nella sua estinzione spontanea, ma anzi deve metterci attentamente in guardia da una mutata fase di sviluppo del sistema internazionale, che prende sempre meno la forma della globalizzazione e sempre più della competizione inter-imperialista, in cui le tendenze alla guerra si fanno sempre più pericolose.

Non solo l'intervento statunitense in Siria ha riattivato la competizione con la Russia, in un momento in cui poteva sembrare esserci una distensione fra i due poli, ma l'interventismo americano si sta muovendo già da molto tempo nel suo “cortile di casa” avendo un ruolo diretto nel tentativo di porre fine alle esperienze socialiste e progressiste dell'America Latina.

Punta avanzata di questo attacco è proprio il Venezuela, sia per sua ricchezza petrolifera sia per il suo significato politico.

Julian Isaias Rodriguez Diaz ha posto proprio queste tendenze alla guerra al centro del suo intervento, all'interno della cornice di una crisi del sistema definita come totale, non solo economica, ma anche sociale e politica, con una classe imprenditoriale che non si affida più ai politici per governare, ma prende sempre più direttamente le redini dello Stato per guidarlo come un'impresa. All'avventurismo militare dei “nuovi” USA di Trump si affianca però un colpevole silenzio delle organizzazioni internazionali, a partire dall'ONU, o addirittura il sostegno dell'Organizzazione degli Stati Americani nell'ingerenza in Venezuela, contrariamente a ogni principio della stessa Organizzazione. Rodriguez Diaz ha sottolineato più volte inoltre il ruolo della feroce campagna mediatica condotta contro il Venezuela, presentato come uno Stato fallito, sull'orlo della crisi umanitaria, in cui la mancanza di separazione tra i poteri lo rende una dittatura. Ma proprio come abbiamo imparato a rifiutare la propaganda economica per giustificare l'austerità sulle nostre vite, allo stesso modo dobbiamo fortemente combattere la propaganda imperialista per giustificare gli interventi militari in tutto il mondo. L'ambasciatore rispondendo a molte domande sottolinea proprio l'importanza di momenti come questo per fare della controinformazione e della solidarietà un'arma contro questo tipo di propaganda.

L'ultimo ringraziamento da parte dell'ambasciatore era volto proprio alle numerose persone che hanno reso viva questa iniziativa di ragionamento e partecipazione. Una presentazione di un libro all'inizio, ma una presentazione militante. 

 

 

Este lunes 27 de marzo, el jefe de la Misión Diplomática venezolana Julián Isaías Rodríguez Díaz, sostuvo un encuentro con los coordinadores del capítulo Italiano de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad Rita Martufi y el profesor Luciano Vasapollo.

Durante el mismo, los coordinadores italianos,  transmitieron al Jefe de la Diplomacia Bolivariana, el apoyo irrestricto del Capítulo italiano de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad al Gobierno, al presidente Nicolás Maduro y al pueblo venezolano, en virtud de la arremetida y acciones nefastas de Luis Almagro y de algunos países latinoamericanos contra la nación venezolana.

A dicho apoyo, se suman también las voces de varias organizaciones que hacen vida en el país europeo tales como: Red de los Comunistas, Asociación Nuestra América, Contropiano, Centro Estudios Cestes, Laboratorio Europeo para la crítica social, Radio Città  Aperta, conjuntamente con intelectuales  y docentes universitarios.

El embajador Julián Isaías Rodríguez, agradeció y reconoció la labor y el compromiso de la Red de Intelectuales con la Patria Grande latinoamericana, al tiempo que convidó a Europa “a considerar a América Latina como el lugar desde donde actualmente se libran batallas por la  autodeterminación y la soberanía de nuestros pueblos y no como el ‘nuevo mundo’ que encierra una acepción colonialista y eurocéntrica”.

Rodríguez aseveró que han hecho cuanto es posible para detener a los países no alineados, con el propósito de evitar la dependencia del pensamiento único y la administración de los recursos naturales de la región.

Por su parte, el profesor Luciano Vasapollo denunció que este nuevo intento en el seno de la OEA, por parte de su secretario Luis Almagro, busca no sólo la desestabilización del hemisferio, sino también el aprovechamiento de los recursos naturales de Venezuela y la desaparición de los acuerdos de cooperación y solidaridad con América Latina, en detrimento de los países más necesitados del continente.

El encuentro confirmó las relaciones positivas y activas con la Misión Diplomática, con las organizaciones y estructuras políticas, culturales y sociales del Capítulo Italiano de la Red en Defensa de la Humanidad, en particular modo con la red de comunistas, con la asociación Nuestra América y con el Centro de Estudios Cestes – Proteo, y de la constante y concorde relación revolucionaria y de gran hermandad entre el embajador Isaías Rodríguez, el profesor Luciano Vasapollo y la doctora Rita Martufi   .

En este contexto, el Capítulo italiano de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad continuará realizando, con la Misión Diplomática venezolana en Roma, en un marco de  colaboración,  iniciativas en apoyo a la soberanía y autodeterminación de los pueblos de la Patria Grande latinoamericana.

 
 
 
Pagina 1 di 54

Realizzazione: Natura Avventura

Joomla Templates by Joomla51.com

echo '
nike tn pas chernike tn pas chernike tn pas chernike tn pas chernike tn pas chernike tn pas cherair max pas cherair max pas cherair max pas cherair max pas cherair max pas chergiuseppe zanotti pas cherzanotti pas chergiuseppe zanotti pas chergiuseppe zanotti pas cherzanotti pas chergiuseppe zanotti pas chergiuseppe zanotti soldesmichael kors outletmichael kors outlet onlinemichael kors outlet storemichael kors outlet handbagsmichael kors outlet watchesmoncler outlet onlinepiumini moncler outletmoncler outletmoncler outlet italiamoncler outlet milanowoolrich outlet online
';