Respaldo a Maduro; condenas al bloqueo a Cuba y a los fondos buitre

Periódico La Jornada Lunes 16 de junio de 2014, p. 21

Santa Cruz, 15 de junio.

La cumbre extraordinaria del Grupo de los 77 más China aprobó hoy en Bolivia un respaldo incondicional al actual gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela y rechazó el bloqueo económico que sufre Cuba, además de condenar los fondos buitre que suponen una amenaza para países en desarrollo. Los países del G-77 más China respaldamos al gobierno democrático del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Y ratificamos el rechazo de nuestros pueblos al injusto bloqueo económico impuesto por Estados Unidos al hermano pueblo de Cuba, destaca la declaración oficial. La cumbre extraordinaria también se pronunció en contra de los fondos buitre porque consideró que representan un peligro para la economía de los países en desarrollo.

Bruselas, 24 marzo 2014 (MPPRE).- Los Embajadores y Jefes de Misión de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) y de Petrocaribe, acreditados ante la Unión Europea, expusieron sus avances y retos así como los lineamientos estratégicos de la cooperación latinoamericana y caribeña. El encuentro se llevó a cabo en Bruselas-Bélgica, ahí el Secretario Ejecutivo del Alba y Presidente de Petrocaribe, Bernardo Álvarez, destacó los avances económicos y sociales alcanzados por los países integrantes de estos mecanismos que cuentan ya con 10 y 9 años de creación.
“En medio de la crisis económica mundial desatada en 2008, hubo un crecimiento de 25% del PIB en todos los países de Alba y Petrocaribe, manteniendo e incrementando de igual manera sus índices de desarrollo humano”, dijo Álvarez, haciendo especial énfasis, en los programas de alfabetización y de erradicación del hambre y la pobreza.
La cita también fue una oportunidad para intercambiar puntos de vista sobre el relacionamiento y exposición de los países del Alba y Petrocaribe con la Unión Europea.

En esta sustanciosa e intensa entrevista debatimos con el profesor Luciano Vasapollo[1] a cerca de la “Alianza Bolivariana Para los Pueblos de Nuestra América”: un proceso de integración regional entre países que están trabajando diversas vías para alcanzar el socialismo en América Latina. Cuando, en el 2004, los gobiernos de Cuba y Venezuela dan vida al ALBA identifican y relacionan los problemas del área con los modelos de desarrollo impuestos por el imperialismo, con la actividad económica de las grandes empresas multinacionales y transnacionales y en particular, con las reformas estructurales neoliberales implantadas durante los años del Consenso de Washington. Como veremos en la entrevista, la Alternativa Boivariana no solo rompe con los precedentes modelos de integración regional de corte keynesiano o neoliberal, sino que propone un modelo alternativo de relaciones económicas internacionales anticapitalistas, en las cuales la solidaridad reemplaza a la competitividad y cuyo fin último será promover la socialización de los modelos productivos. Actualmente, forman parte del proceso, a parte de Cuba y Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Ecuador, San Vincente de las Granadinas, Antigua y Barbuda y Dominica.

Comenzaremos tratando aquellas que pueden considerarse las raíces históricas y políticas del ALBA. En el año 1989 el crujido por la caída del muro de Berlín, retumbó también en América Latina. Se pasó de un mundo bipolar a uno en el que USA funcionaba como única potencia mundial y la economía del mercado el único modelo a seguir. Muchos países del llamado Tercer Mundo, que se inspiraban en la Unión Soviética como modelo socialista en contraposición al capitalismo, fueron obigados a acogerse al sistema neoliberal, conocido entre todos como globalización. Durante estos años, el gobierno cubano consolida el camino socialista, convirtiéndose, a nivel internacional,  en ejemplo y punto de referencia del antiimperialismo y de la resistencia frente al modelo neoliberal. Dentro de la sociedad cubana, además, se abre un proceso planificatorio muy participativo para el perfeccionamiento, actualización y reforzamiento de aquello que podría definirse como socialismo posible. Es en este punto dónde una parcial apertura al mercado eludiando la aceptación de las leyes de ganancia –y por ende, sin renunciar al socialismo- se plantea como necesaria para garantizar la coherente sostenibilidad de la revolución cubana.

Santiago de Chile, 16 dic (PL) La contundente victoria de la exmandataria Michelle Bachelet en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Chile sitúa al país a las puertas de profundas transformaciones sociales, de cumplirse su programa de gobierno.

Poco después de conocerse la arrasadora victoria en la tarde-noche del domingo, Bachelet reiteró su voluntad de llevar adelante los cambios de fondo prometidos, en la mayoría de los casos emanados de las principales demandas que en los últimos años los movimientos sociales llevaron a la calle. "Se trata de un triunfo de envergadura histórica para las fuerzas de izquierda y progresistas en general", declaró a Prensa Latina el presidente del partido Izquierda Ciudadana, Víctor Osorio, cuya agrupación es parte del pacto opositor Nueva Mayoría, el que postuló a la expresidenta (2006-2010). De acuerdo con el periodista y político, la contundencia del triunfo sobre la candidata de la Alianza de la derecha chilena, Evelyn Matthei, y sobre todo lo que ella representa, asegura la profundidad de los cambios estructurales que Bachelet y Nueva Mayoría se proponen acometer.

Realizzazione: Natura Avventura

Joomla Templates by Joomla51.com