El análisis de James Petras
del lunes 24 de junio de 2013

“Esa coexistencia entre corrupción, enriquecimiento y la incapacidad de atender las exigencias populares queda latente por muchas razones. Por razones de la mistificación de Lula como demagogo populista y después con Rousseff con la esperanza de que ella podría –por lo menos- eliminar la corrupción que estaba fuertemente ubicada en todos los niveles del gobierno y del partido. Sin embargo, se acaba la paciencia, el gobierno involucrado con enormes gastos multimillonarios para la Copa, los juegos olímpicos, etcétera, y la gente no aguanta más”, dijo el sociólogo norteamericano James Petras al analizar este lunes (*) en CX36, lo que está pasando en Brasil. Además, Petras explicó en que está el ‘caso Snowden’, habló de lo que dejó la reunión del G8 y adelantó un trabajo que está concluyendo sobre la demagogia política en Estados Unidos. Transcribimos este análisis a continuación.

Efrain Chury Iribarne: Estamos saludando con mucho gusto a James Petras que ya está en contacto con CX36.
Tenemos muchos temas hoy, si te parece comenzamos con Brasil que vive una situación de agitación popular realmente fuerte.

Petras: Si es muy importante discutir de Brasil porque tiene implicaciones para todos los países de América Latina que combinan un tipo de populismo con el neoliberalismo.

por Kintto Lucas (Uruguay) 
Miércoles, 05 de Junio de 2013

 ALAI AMLATINA, 05/06/2013.- En su genial novela El año de la muerte de Ricardo Reis, José Saramago señala “A esta ciudad le basta saber que la rosa de los vientos existe, este no es el lugar donde los rumbos se abren, tampoco es el punto magnífico donde los rumbos convergen, aquí precisamente cambian los rumbos”.
Trasladando las palabras de Saramago al sistema mundo, como diría Immanuel Wallerstein, podríamos decir que cambiarán los rumbos el día que construyamos un sistema mundial multipolar que contribuya a crear un mundo democrático, justo y equitativo.

por Atilio A. Boron (Argentina)
Martes, 04 de Junio de 2013
 
ALAI AMLATINA, 04/06/2013.- El anuncio del presidente de Colombia Juan Manuel Santos de que “durante este mes de Junio suscribirá un acuerdo de cooperación con la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) para mostrar su disposición de ingresar a ella” ha causado una previsible conmoción en Nuestra América. Lo pronunció en un acto de ascensos a miembros de la Armada realizado en Bogotá, ocasión en la cual Santos señaló que Colombia tiene derecho a "pensar en grande", y que él va a buscar ser de los mejores "ya no de la región, sino del mundo entero". Continuó luego diciendo que "si logramos esa paz –refiriéndose a las conversaciones de paz que están en curso en Cuba, con el aval de los anfitriones, Noruega y Venezuela- nuestro Ejército está en la mejor posición para poder distinguirse también a nivel internacional. Ya lo estamos haciendo en muchos frentes", aseguró Santos. Y piensa hacerlo nada menos que asociándose a la OTAN, una organización sobre la cual pesan innumerables crímenes de todo tipo perpetrados en la propia Europa (recordar el bombardeo a la ex Yugoslavia), a Libia y ahora su colaboración con los terroristas que han tomado a Siria por asalto.

(Por Atilio A. Boron)

Mala suerte la del Paraguay. Un país de gente tan noble sometida a la insaciable voracidad de propios y ajenos. Salvajemente castigado por sus vecinos en la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870) y saqueado hasta lo indecible por su clase dominante desde entonces, tiene para colmo la desgracia de contar con un personaje como Federico Franco como usurpador de la primera magistratura del país. Este personaje –mezquino e insignificante- instalado en la presidencia por una criminal conspiración utilizada como pretexto para desalojar a Fernando Lugo, declaró días atrás durante su visita a España que "es un milagro que el señor Chávez desapareciera de la faz de la tierra porque le hizo mucho daño a mi país".

Pagina 8 di 8

Realizzazione: Natura Avventura

Joomla Templates by Joomla51.com