“Medicos no bombas” En el contexto de la pandemia, católicos y marxistas del Capítulo italiano REDH se encuentran en esta consigna de Fidel. Vasapollo: “el hombre en el centro de toda política”

  Nazareno Galiè Il Faro di Roma

En este contexto de pandemia mundial, las contradicciones del sistema capitalista, basado en el beneficio y la explotación del hombre sobre el hombre y sobre la naturaleza, no pueden sino profundizarse. Sin embargo, de países como Cuba y Venezuela tenemos un ejemplo de contrartendencia. Aquí, junto con un sistema económico basado en la planificación orientada al bienestar de la colectividad, funcionan los valores de la cooperación y la solidaridad internacional.
Por este motivo, Luciano Vasapollo, profesor universitario de la Sapienza de Roma y miembro de la Secretaría ejecutiva internacional de la Red de intelectuales, movimientos sociales, artistas en Defensa de la Humanidad (REDH)y Rita Martufi, coordinadora del Capítulo italiano de REDH y directora científica del CESTES (Centro de Estudios de las Transformaciones Económicas y Sociales), reavivan el llamamiento para la concesión del Premio Nobel de la Paz a los médicos cubanos, también porque Cuba, como decía el Comandante en Jefe Fidel, “no exporta bombas, sino médicos”.
El Capítulo italiano de la Red en Defensa de la Humanidad ha llevado adelante, junto con esta más reciente del Premio Nobel, muchas batallas, como la contra el bloqueo en Cuba y Venezuela, por la liberación de los Cinco héroes cubanos encarcelados injustamente en las cárceles estadounidenses por defender su patria de los ataques imperialistas. Esta continua batalla por las ideas, para usar aún una expresión muy apropiada de Fidel Castro, ha sido animada dentro del Capítulo italiano formado por intelectuales, profesores universitarios y militantes marxistas en conexión con culturas y movimientos de base de diversa inspiración. Este es sin duda un valor importante, que ha permitido ampliar el campo de la solidaridad internacional con Cuba y los demás países asediados por el líder unipolar, hoy ineluctablemente en crisis.
Entre las organizaciones presentes en el Capítulo italiano podemos recordar a las marxistas como la Red de los Comunistas, el periódico Contropiano, Nuestra América, el centro de estudios CESTES, la organización juvenil Noi Restiamo, pero también experiencias cristianas básicas como el Farodiroma y la Asociación padre Virginio Rotondi para un periodismo de paz, fundada por el director de FarodiRoma, Salvatore Izzo. Vecinos y compañeros de camino en el Capítulo italiano son también hombres de Iglesia y representados, en el mundo cultural en la academia, de la cultura progresista y reformista radical.

Como es sabido, las brigadas médicas cubanas Henry Reeve trabajaron mucho antes de la epidemia mundial en muchos países a menudo olvidados por los Estados y las multinacionales occidentales, como en África durante la epidemia de ébola o en Centroamérica, como consecuencia de catástrofes como terremotos y huracanes. Sin embargo, durante la primera pandemia, los médicos cubanos asistieron a los países más ricos de Europa, que, por otra parte, se alinearon con los Estados Unidos en la aplicación del bloqueo. Italia también ha sido testigo de la ayuda de Cuba.
Como se ha dicho, la fuerza de REDH y del Capítulo italiano reside sobre todo en la pluralidad de culturas que expresa. Reúne a todos aquellos que, más allá de su formación y de su orientación política y cultural, han comprendido que la lucha por la humanidad en el protagonismo colectivo y en contraste con toda autorreferencialidad y contra los nocivos protagonismos individualistas, no se puede separar de la lucha contra el imperialismo y la crítica del sistema económico que funda la mercantilización y la reificación de todo ámbito humano.
En este momento histórico, marcado por el estallido de desigualdades y la incapacidad del sistema para proteger a los más débiles y excluidos de la globalización, de los países de la transición, como Cuba y Venezuela, se nos muestra el camino, aunque lleno de obstáculos, para una futura humanidad. Para defender esta conquista y esta vía de paz, el Capítulo italiano reactiva esta batalla de contrartendencia por el Premio Nobel de la Paz a los médicos cubanos, Consciente de la capacidad que las fuerzas más coherentemente comprometidas para la defensa de los pueblos tienen de mover las conciencias, demasiado a menudo adormecidas por la cultura desviada del beneficio y de la mercantilización.

http://www.farodiroma.it/medicos-no-bombas-en-el-contexto-de-la-pandemia-catolicos-y-marxistas-del-capitulo-italiano-redh-se-encuentran-en-esta-consigna-de-fidel-vasapollo-el-hombre-en-el-centro-de-toda-politica/

Realizzazione: Natura Avventura

Joomla Templates by Joomla51.com