Despues de la muerte del Comandante Fidel Castro, nos dirigimos con algunas preguntas a Luciano Vasapollo, dirigente de la Red de los Comunistas y desde hace muchos anos responsable del trabajo de solidaridad con los pueblos de America Latina y de las relaciones politicas y cientificas con los gobiernos y las fuerzas revolucionarias de 'Nuestramerica'.

Rdc – Come podriamos definir en pocas palabras el Comandante Fidel Castro?
LV - Fidel Castro es una figura que ha hecho la Historia, con H mayúscula, de la autodeterminación de los pueblos, combatiendo siempre contra aquellos que pensaban que podían hacer del mundo un enorme imperio económico.
Gracias a su convicción profunda en la democracia socialista, Fidel Castro ha sido capaz de gestionar el gobierno popular durante los 57 años posteriores a la triunfante Revolución en Cuba.
Desde el principio de la Revolución, de la creación del Estado Socialista en Cuba la isla ha vivido importantes conquistas revolucionarias: la agraria, de redistribución de las tierras; la nacionalización de los sectores estratégicos como la industria del azúcar y las refinerías, la reforma cultural a favor de una educación popular.
Ha atravesado también momentos difíciles y de tensión como el intento miserablemente fracasado, por parte de los Estados Unidos, de derrocar el gobierno mediante el desembarco en la Bahía de Cochinos; la crisis de los misiles del 1962, en la que se corrió el riesgo de provocar una tercera guerra mundial; la guerra económica de los EE UU todavía activa mediante el bloqueo.

RdC - Ademas de un revolucionario y de un jefe de Estado, Fidel Castro ha sido unos de los mejores interpretes del pensamiento marxista en America Latina y no solo, a pesar de haber nacido en una familia de la burguesia
LV - Fidel Castro nació el 13 de agosto de 1926 de una familia de propietarios de tierra criollos españoles, provenientes de Galicia.
Este era el contexto en que Fidel, con sólo 13 años, organizó su primera revuelta animando a los trabajadores de la plantación de caña de azúcar del padre a que hicieran huelga porque estaban explotados.
La evolución ideológica de Fidel y Raúl, desde una clase burguesa de origen agrícola hasta las posiciones marxistas, demuestra que las clases son un movimiento real y relacional. Su integridad y coraje, la dedicación a la justicia para todos, su visión y comprensión de los grandes problemas de la nación cubana y la capacidad de cambio, son las razones que lo llevaron a conducir la primera revolución en el hemisferio occidental.
Pienso que Fidel llega a consolidar su pensamiento patriótico e independentista, que alcanzó su nivel más alto en José Martí, cien años después de su muerte.
Fidel Castro siempre ha reivindicado la influencia política de las ideas de José Martí y de los escritos de Marx; aunque, como él mismo sostiene, en los primeros años sus ideas políticas estaban influenciadas por los principios martianos, antimperialistas, anticolonialistas y pro-democráticos, pero no todavía por las ideas marxistas.
Fidel hizo suyas las teorías marxistas y leninistas como autodidacta, porque era consciente del hecho de que se podía llegar a Marx partiendo de Martí; los dos revolucionarios demuestran siempre, tanto en sus escritos como en las palabras, la confianza en el protagonismo de los pueblos.
Trabajar sobre la recomposición internacional es uno de los mensajes de la batalla de ideas de Fidel, explorando la dimensión globalizante del capital, la agudización de todas las contradicciones establecidas también en el estrecho vínculo internacional de la producción y de la creación de beneficio; es un objetivo estratégico que hay que tener bien presente y sobre el cual hay que orientar la conciencia de los trabajadores, partiendo del hecho que las luchas sindicales y sociales, así como la dimensión de la producción, tienen hoy una dimensión internacional que traspasa las fronteras de todos los países.
Éste es para Fidel el espacio revolucionario en el cual orientar la iniciativa político-cultural de las masas, que significa dar ya los primeros pasos desde abajo en el terreno de la superación del modo de producción capitalista, para difundir la convicción de que la suerte de quien se opone a la mundialización neoliberal, tanto en las metrópolis como en las periferias, está inseparablemente vinculada en una única gran batalla por el Socialismo del siglo XXI y por el derecho de autodeterminación popular de toda la humanidad.
Lo que Fidel trasmite siempre en sus escritos está muy claro: sin una teoría del modo de producción, sin un concepto de formación económico-social y una adecuación del análisis leniniano del imperialismo al presente, nuestra crítica sería solamente el rechazo de la degeneración moral y de los extremos más dramáticos de la sociedad del capital.
Rdc – Tambien en el pensamiento y en la obra de Fidel Castro ha diso muy importante la herencia de Antonio Gramsci
LV - En el gigantesco recorrido revolucionario de Fidel se ve la cada vez mayor presencia y referencia política potente de algunas ideas gramscianas. La centralidad de la lucha ideológica, por ejemplo, no desligada de la económica ni de la política; los tres frentes, claro. La idea de la movilización del proletariado y de todas las fuerzas sociales anticapitalistas. También la idea de que solamente el vínculo entre estudio, teoría y práctica de la lucha organizada puede transformar un movimiento de fuerzas en proceso revolucionario. Finalmente, el gran tema de la educación.
RdC – La contribuciòn de Fidel Castro y de la Revoluciòn Cubana a la creaciòn del Alba ha sido fundamental.
LV - El papel de la lucha ideológica, en el ámbito de un proceso revolucionario, es un concepto presente tanto en Fidel como en Martí; lFidel piensa siempre en un continente libre de los Estados coloniales a través de la denominada “globalización de la solidaridad”.
El cambio en la correlación de fuerzas respeto al papel jugado en el Sur America por Estados Unidos, permitió el nacimiento del ALBA, en una nueva fase inédita de cooperación en América Latina, en que se mezclaron las relaciones de empresas con elementos de solidaridad internacional, en la cual los revolucionarios cubanos tienen bastante experiencia.
Las líneas guía de Cuba, Venezuela, Bolivia y, en general, el ejemplo de la alianza socio-política y económica del ALBA, muestran como las reformas parciales pueden consolidarse, las tácticas y las luchas por las reivindicaciones parciales transformarse en auténticas estrategias para la superación de las grandes desigualdades y de las guerras impuestas por las leyes del capitalismo.
El problema clave, en la teoría y la práctica, es la cuestión del Estado, y más precisamente la cuestión del poder estatal, que Bolivia, Ecuador, Cuba y Venezuela han sabido dispersar y descentralizar a nivel popular.

RdC – La Revolucion Cubana ha sido capaz en el tiempo de reconocer sus errores y sus limites y de ajustar su recorrido.
Lv - La Revolucion Cubana tiene sus límites y sus contradicciones pero el gran mérito es que estos errores se han reconocido siempre. Por ejemplo, en Cuba el modelo de planificación se ha revisado ya siete veces, reconociendo los problemas externos pero también los errores internos: es exactamente esta fuerza dinámica lo que hace grande a una revolución, y actual. Porque, por ejemplo, en las elecciones parlamentarias del 2013 fueron elegidos representantes muy jóvenes y las mujeres que entraron a la Cámara suman más del 50%. Esto tiene que ver con el proceso de rejuvenecimiento de los dirigentes y con la formación continua de jóvenes cuadros.
Después de 57 años, el proceso revolucionario socialista vive, se autocritica, reconoce los límites y contradicciones y se renueva reforzándose en el Socialismo del siglo XXI, en la realidad del ALBA y de todos los pueblos que luchan por la propia autodeterminación.
Cuba ha resistido siempre con determinación y con gran dignidad la agresión del potente vecino que hoy sigue enfrentando con insistencia. Y, sobre todo, ha contribuido en estos últimos 57 años, sin armas, solamente con la fuerza de su ejemplo, a mantener vivos valores como la libertad, la solidaridad, la autodeterminación, la democracia popular y la justicia social, junto con los otros países latinoamericanos y del ALBA.
La revolución socialista de Cuba no solamente resiste desde hace 57 años, a pesar de continuar sufriendo el bloqueo que el gobierno de los Estados Unidos todavía no ha retirado, sino que además mira con altura al futuro y afronta el desafío de la actualización teórica y práctica de los procesos del socialismo revolucionario, ofreciendo su ejemplo a los pueblos y a los gobiernos revolucionarios de la alianza del ALBA y también a todas las democracia participativas y progresistas del mundo.
Es fundamental reconocer al enemigo y las muchas y particulares circunstancias en que puede manifestarse la lucha de clases. Las alianzas son posibles y necesarias, a condición de que no se vean comprometidos los principios y la ética y que estén siempre presentes los intereses de todos los humildes y la soberanía del país.
Se trata de una importante contribución de Fidel al pensamiento y a la práctica revolucionaria, que se expresa hoy, como hemos dicho, en el proceso de acercamiento con los Estados Unidos, donde Cuba ha defendido que se hable de todo, no solamente de las cuestiones internas de Cuba.
En otras palabras, Cuba está dispuesta a negociar la solución de cuestiones pendientes, como por ejemplo el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, pero no será nunca negociable su soberanía ni su legislación nacional, que solamente Cuba puede decidir.
RdC – Cuando se habla de Fidel Castro todo el mundo, hasta sus enemigos, tienen que reconocer su integridad personal y su coherencia por un lado y la capacidad de abarcar temas muy actuales
LV - De Fidel hemos aprendido que lo que es importante es el camino y que los revolucionarios combaten siempre. Los partidos revolucionarios y sus líderes son diferentes de los jefes de la oligarquía, no solamente por sus objetivos, sino por el modo diferente de actuar. No hay que imitar los estilos de vida de las clases derrotadas, gobernar con recursos y una vida modesta es una de las lecciones que nos ha dado la vida del Comandante: el líder debe tener y sentir la falta de todo aquello que tiene y le falta al hombre común.
Los problemas que ha propuesto siempre Fidel en sus Reflexiones son dos: de una parte, la necesidad de entender que el ambientalismo en la sociedad del capital no es más que una reivindicación moral abstracta; de la otra, que no se puede construir una alternativa al sistema sin el elemento que debe estar en el corazón de la sociedad socialista: la planificación.
Para Fidel la educación ambiental juega un papel importante en la solución de los problemas derivados del devastador impacto del mundo de la producción capitalista.
En la reflexión del 19 de septiembre de 2008 “Los vicios y las virtudes”, Fidel afirma que la lucha es la única vía posible para las poblaciones que quieren vivir con justicia social y dignidad, conceptos que están en contraposición con los valores del capitalismo.
Para Fidel, de hecho, el peor enemigo de siempre es el instinto egoísta del ser humano, y el capitalismo lo representa plenamente. El socialismo, por el contrario, es la batalla continua contra la propensión natural del hombre a la individualidad. Cualquier manifestación de privilegio, corrupción o robo, defiende, tiene que ser combatida valientemente, puesto que para un auténtico comunista no existen excusas de ningún tipo, la honestidad revolucionaria es uno de los principios éticos y de pureza en los que se inspiró José Martí.

 
 
Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz
Presente


Querido Comandante: la 

En ocasión de su nonagésimo cumpleaños, los miembros de la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales En Defensa de la Humanidad, queremos hacerle llegar nuestra más sincera felicitación y, sobre todo, nuestro más profundo agradecimiento por todo lo que usted ha hecho por los pueblos de Nuestra América y por los del resto del mundo.

Su figura ha sido permanente fuente de inspiración no sólo cuando, impulsados por la marea ascendente de las luchas populares, dábamos pasos firmes en dirección del socialismo, sino también en los recurrentes momentos en que nuestros avances se detenían como consecuencia de la ferocidad de la reacción del imperialismo y sus aliados locales.

Si en las fases de ascenso su ejemplo nos obligaba a no darnos jamás por satisfechos ni satisfechas y, como buenos revolucionarios y revolucionarias, a proseguir con renovados bríos nuestra marcha; cuando debíamos afrontar las adversidades o la contraofensiva del enemigo, el recuerdo de su actitud después del Moncada o el ataque del imperialismo en Playa Girón, fortalecía nuestros espíritus y nos convencía de que la voluntad inquebrantable de luchar por nuestros ideales era el seguro camino hacia la victoria. Usted nos señaló ese rumbo en incontables ocasiones, y podemos asegurarle que esa enseñanza, que nos reiterara en su reunión con los intelectuales el 10 de febrero del 2012, cuando dijo que “aunque nos dijeran que al mundo le quedan pocas semanas de vida nuestro deber sería luchar, seguir luchando hasta el fin”, ha calado muy hondo y ya es una marca indeleble en millones de latinoamericanos y caribeños que saben, como otros muchos que luchan en otras partes del mundo, que ese será nuestro destino: luchar hasta el fin, conscientes de que las clases dominantes y el imperialismo jamás se darán por vencidos.

La convicción de que nuestras ideas y nuestros valores son infinitamente superiores a los de nuestros enemigos fue y es un alimento esencial de nuestra militancia revolucionaria. De usted aprendimos que su defensa exige la más absoluta intransigencia. Como cuando, con virtuosa obstinación, usted se negara a arriar las banderas del socialismo en momentos en que se desintegraba la Unión Soviética y desaparecía el campo socialista.

Gracias a su inquebrantable convicción, la Revolución Cubana pudo seguir su marcha y, con su heroico ejemplo, abrió un sendero que pocos años después comenzarían a recorrer numerosos países de Nuestra América luego del triunfo de Hugo Chávez Frías en las elecciones presidenciales de Venezuela en diciembre del 1998. Si usted se hubiese dejado convencer por quienes le aconsejaban abandonar para siempre el proyecto socialista y Cuba se hubiera arrojado a los brazos del capitalismo, el luminoso período abierto desde finales del siglo pasado hasta nuestros días, con la derrota del ALCA, la creación del ALBA, de la UNASUR, de la CELAC, de Petrocaribe, del Banco del Sur, de Telesur, de la propia Red En Defensa de la Humanidad, jamás habría tenido lugar. La potente luz que irradiaba el faro de la Revolución Cubana fue decisiva para impulsar a nuestros pueblos a dejar atrás la larga noche neoliberal de los años noventa y retomar el camino hacia nuestra Segunda y Definitiva Independencia.

Por eso nuestra deuda, la deuda de nuestros pueblos con usted, Comandante, es inconmensurable, y de ahí nuestra profunda gratitud por su integridad revolucionaria, por haber sido fiel a aquella maravillosa definición de “revolución” que expresara en su discurso del 1º de Mayo del 2000, en uno de cuyos pasajes señaló que Revolución “es defender los valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo.” A lo largo de su fecunda vida usted ha sido fiel a estas ideas, que vivirán eternamente en el alma de los revolucionarios y revolucionarias de todo el mundo, de todos aquellos que saben que otro mundo es posible y necesario, y que si se lucha con la constancia y coherencia que usted ha demostrado durante tantos años, la victoria será inevitable.

¡Felices noventa años, Fidel! Gracias por su ejemplo. Puede usted estar seguro de que seremos fieles a sus enseñanzas hasta la victoria final.


En nombre de la Red En Defensa de la Humanidad, su Secretaría Ejecutiva, integrada por: 

Carmen Bohórquez (Coordinadora General de la REDH) 
Alicia Jrapko (REDH EEUU) 
Ángel Guerra (REDH Cuba/México) 
Ariana López (REDH Cuba) 
Atilio Borón (REDH Argentina) 
David Comssiong (REDH Del Caribe) 
Fredy Ñáñez (REDH Venezuela) 
Hugo Moldiz (REDH Bolivia) 
Juan Manuel Karg (REDH Argentina) 
Katu Arkonada (REDH País Vasco/Bolivia) 
Luciano Vasapollo (REDH Italia) 
Marilia Guimaraes (REDH Brasil) 
Nayar López Castellanos (REDH México) 
Omar González (REDH Cuba) 
Roger Landa (REDH Venezuela) 
 
 
 
Commander in Chief Fidel Castro Ruz

Dear Comandante,

 
On the occasion of your 90th birthday the members of the Network of Intellectuals, Artists, and Social Movements in Defense of Humanity want to extend our most sincere congratulations and above all our deepest gratitude for everything you have done for the peoples of Our America and the rest of the world.
 
Your presence has been a permanent source of inspiration, not only when the ascending tide of the popular struggles were making firm steps towards socialism, but also in the recurrent moments when our advances have been stopped due to the ferocity of the reaction of imperialism and their local allies.
 
In the phases of uprising your example forced us to never be satisfied and like good revolutionaries we pursued with renewed vigor our march especially when we needed to confront adversities or the counter-offensive of the enemy. The memory of your attitude after the Moncada or the attack of imperialism in Playa Giron strengthened our spirits and convinced us that the unyielding will to fight for our ideals was the sure path to victory. You showed us that path on countless occasions, and we can assure you that all that teaching reiterated to us in your meeting with intellectuals on February 10, 2012, when you said that "Even if we heard that in a few weeks the world will come to an end, our duty would be to fight, to continue fighting until the end", will never be forgotten. This thinking of yours has ingrained a very deep and indelible brand in millions of people in Latin America and the Caribbean who, like many others in other parts of the world, know that this will be our destiny; fighting to the end knowing that the dominant class and imperialism will never just give up.

These convictions that our ideas and the values we hold are infinitely superior to those of the enemy and are an essential ingredient of our revolutionary militancy. From you we learned that defending our values demands from us the most absolute intransigency. We learned this again when with virtuous obstinacy you opposed the herding of the flags of socialism while the Soviet Union and the Socialist camp disappeared. Thanks to your unwavering conviction the Cuban revolution could continue on its march, and by your heroic example, you opened a path that a few years later would start growing in numerous countries of our America after the electoral victory of the presidency of Hugo Chávez in Venezuela in December of 1998. If you had been convinced by those who advised you to leave forever the Socialist project and throw Cuba into the arms of capitalism that bright period that opened from the end of the last century until now, with the defeat of the FTAA, the creation of ALBA, of UNASUR, of CELAC, of Petrocaribe, of the Bank of the South, of Telesur and of this Network in Defense of Humanity would never have taken place. The powerful light that radiated in the lighthouse of the Cuban Revolution was decisive in pushing our people to leave behind that long neoliberal night of the 1990s and return to the path of our Second and Definitive Independence.
 
 
That is why our debt, the debt of our people to you, Comandante, is immeasurable and hence our deep gratitude for your revolutionary integrity, for being faithful to that wonderful definition of "revolution". You expressed it so well in your speech on May 1, 2000, when you pointed out that revolution "is to defend the values in which we believe at the cost of any sacrifice; it is modesty, selflessness, altruism, solidarity and heroism; it is fighting with audacity, intelligence and realism." Throughout your prolific life you have been faithful to these ideas, that will live eternally in the soul of all the revolutionaries around the world, in all of those who know that another world is possible and necessary, and that if we continue to struggle with constancy and consistency as you have shown for so many years, the victory is inevitable.


Happy 90 years, Fidel! Thanks for your example. You can be sure that we will be faithful to you teachings until the final victory.


On behalf of the Executive Secretariat of the Network in Defense of Humanity, (REDH)
 

MERCI POUR VOTRE EXEMPLE, FIDEL

Commandant en Chef Fidel Castro Ruz PRÉSENT
 
Cher Commandant :
 
À l’occasion de votre 90e anniversaire, les membres du Réseau des Intellectuels, des Artistes et des Mouvements Sociaux en Défense de l’Humanité, souhaitent vous adresser nos plus sincères félicitations et, surtout, notre plus profonde gratitude par tout ce qui vous avez fait par les peuples de Notre Amérique et par ceux du reste du monde.
 
Vous avez été une source permanente d’inspiration non seulement quand, entraînés par la marée montante des luttes populaires, nous avons pris de  mesures fermes en direction du socialisme, mais aussi dans les moments récurrents lors desquels nos avances se détenaient en raison de la férocité de la réaction de l’impérialisme et de leurs alliés locaux.
 
Si dans les étapes d’ascension votre exemple nous a obligé à ne jamais être satisfaits et, comme de bons révolutionnaires, à poursuivre notre marche avec une vigueur renouvelée ; quand nous devions affronter les adversités ou la contre-offensive de l’ennemi, le souvenir de votre attitude après la Moncada ou l’attaque de l’impérialisme à Playa Giron, a renforcé nos esprits et nous ont convaincus que la volonté inébranlable de lutter pour nos idéaux était la route sûre vers la victoire. Vous nous avez montré ce chemin à maintes reprises et nous pouvons vous assurer que cet enseignement, qui vous l’avez rappelé lors de votre rencontre avec les intellectuels le 10 février 2012, quand vous avez déclaré : « Même si l’on nous dit que le monde n’a plus que quelques semaines de vie, notre devoir serai de lutter, de continuer à lutter jusqu'à la fin », a été très profond et que c’est une marque indélébile chez des millions de Latino-américains et Caribéens qui savent, comme beaucoup d’autres qui luttent sous d’autres latitudes, que ce sera notre destination : lutter jusqu'à la fin, conscients que les classes dominantes et l’impérialisme ne se donneront jamais comme vaincus.
 
La conviction que nos idées et nos valeurs sont infiniment supérieures à celles de nos ennemis a été et est un aliment essentiel de notre militantisme révolutionnaire. Vous nous avez appris que notre défense exige une intransigeance absolue. Comme quand, avec une obstination vertueuse, vous avez refusé d’abaisser les drapeaux du socialisme aux moments où l’Union Soviétique se désintégrait et que le camp socialiste disparaissait.
 
Grâce à votre conviction inébranlable, la Révolution Cubaine a pu continuer sa marche et, avec votre exemple héroïque, elle a ouvert une voie qui a commencé à parcourir de nombreux pays de Notre Amérique quelques années plus tard après la victoire d’Hugo Chávez Frías aux élections présidentielles du Venezuela en décembre 1998. Si vous vous étiez laissés convaincre par ceux qui vous conseillaient d’abandonner pour toujours le projet socialiste et que Cuba se soit jetée dans les bras du capitalisme, la période lumineuse ouverte de la fin du siècle dernier à nos jours, avec la déroute de l’ALCA, la création de l’ALBA, de l’UNASUR, de la CELAC, de Petrocaribe, de la Banque du Sud, de Telesur, du propre Réseau en Défense de l’Humanité, n’aurait jamais eu lieu. Votre puissante lumière qui a irradiait le phare de la Révolution Cubaine a été décisive pour pousser nos peuples à laisser derrière la longue nuit néolibérale des années 1990 et de reprendre le chemin vers notre Seconde et Définitive Indépendance.
 
C’est pour cette raison que notre dette, la dette de nos peuples avec vous, Commandant, est incommensurable, d’où notre profonde gratitude pour votre intégrité révolutionnaire, pour avoir été fidèle à cette merveilleuse définition de la « révolution » que vous avez exprimé lors de votre discours du 1er mai 2000, quand, dans un de ces pages, elle précisait : « La Révolution est de défendre les valeurs auxquelles on croit au prix de n’importe quel sacrifice ; c’est la modestie, le désintérêt, l’altruisme, la solidarité et l’héroïsme ; c’est lutter avec audace, intelligence et réalisme ». Tout au long de votre fructueuse vie prolifique vous avez été fidèle à ces idées, qui vivront éternellement dans l’âme des révolutionnaires de tout monde, chez tous ceux qui savent qu’un autre monde est possible et nécessaire, et que si l’on lutte avec la constance et la cohérence que vous avez démontré durant tant d’années, la victoire sera inévitable.
 

JOYEUX QUATRE-VINGT-DIXIÈME ANNIVERSAIRE FIDEL ! VOUS POUVEZ ÊTRE ASSURÉ QUE NOUS SERONS FIDÈLES À VOTRE ENSEIGNEMENT JUSQU'À LA VICTOIRE FINALE.

 

OBRIGADO PELO SEU EXEMPLO, FIDEL

Comandante em Chefe Fidel Castro Ruz

PRESENTE

Querido Comandante:


Por ocasião de seu nonagésimo aniversário, os membros da Rede de Intelectuais, Artistas e Movimentos Sociais em Defesa da Humanidade, queremos fazer chegar nossas mais sinceras felicitações e, sobretudo nosso mais profundo agradecimento por tudo que tem feito pelos povos de Nossa América e por todos do mundo.

Sua figura tem sido permanente fonte de inspiração não somente quando, impulsionados pela maré ascendente das lutas populares dávamos passos firmes em direção ao socialismo, mas também nos momentos recorrentes em que nossos avanços se detinham em consequencia da agressividade da reação do imperialismo e seus aliados.

Se nos períodos de ascenso seu exemplo nos obrigava a não nos dar jamais por satisfeitos nem satisfeitas e, como bons revolucionários e revolucionárias a prosseguir com renovados orgulhos nossa marcha; quando deveríamos enfrentar as adversidades ou a contra-ofensiva do inimigo, a lembrança de sua atitude após o Moncada ou o ataque do imperialismo em Praia Girón fortalecia nossos espíritos e nos convencia que a vontade inabalável de lutar por nossos ideais era o caminho seguro para a vitória. Você nos mostrou esse rumo em incontáveis ocasiões e podemos lhe assegurar que esse ensinamento que nos reiterou em sua reunião com os intelectuais em 10 de fevereiro de 2012, quando disse que “ainda que nos dissessem que restam poucas semanas de vida ao mundo, nosso dever seria lutar, continuar lutando até o fim” calou fundo e já é uma marca indelével em milhões de latino americanos e caribenhos que sabem, como muitos outros que lutam em outras partes do mundo, que esse será nosso destino: lutar até o fim, conscientes de que as classes dominantes e o imperialismo jamais se darão por vencidos.

A convicção de que nossas ideias e nossos valores são infinitamente superiores aos dos nossos inimigos foi e é um alimento essencial de nossa militância revolucionária. De você aprendemos que sua defesa exige a mais absoluta intransigência. Como quando, com virtuosa obstinação, você se negou a arriar as bandeiras do socialismo no momento em que se desintegrava a União Soviética e desaparecia o campo socialista.

Graças à sua inabalável convicção, a Revolução Cubana pôde seguir sua marcha e, com seu heroico exemplo, abriu um caminho que poucos anos depois começariam a percorrer numerosos países de Nossa América após o triunfo de Hugo Chávez Frias nas eleições presidenciais da Venezuela em dezembro de 1998. Se você tivesse se deixado convencer pelos que o aconselhavam a abandonar para sempre o projeto socialista e Cuba se tivesse jogado nos braços do capitalismo, o luminoso período aberto desde final do século passado até nossos dias, com a derrota da ALCA, a criação da ALBA, da UNASUR, da CELAC, de Petrocaribe, do Banco do Sul, da Telesur, da própria Rede em Defesa da Humanidade, jamais teriam acontecido. A potente luz que irradiava o farol da Revolução Cubana foi decisiva para impulsionar nossos povos a deixar para trás a longa noite neoliberal dos anos noventa e retomar o caminho à nossa Segunda e Definitiva Independência.

Por isso nossa dívida, a dívida de nossos povos com você, Comandante, é incomensurável e daí nossa profunda gratidão por sua integridade revolucionária, por ter sido fiel àquela maravilhosa definição de “revolução” que expressou em seu discurso do 1º de Maio de 2000, em uma das passagens onde ressaltou que Revolução “é defender os valores nos que se crê ao preço de qualquer sacrifício; é modéstia, desinteresse, altruísmo, solidariedade e heroísmo; é lutar com audácia, inteligência e realismo”. Ao longo de sua fecunda vida você tem sido fiel a essas ideias que viverão eternamente na alma dos revolucionários e revolucionárias de todo o mundo, de todos aqueles que sabem que outro mundo é possível e necessário e que se se luta com a constância e coerência que você demonstrou durante tantos anos, a vitória será inevitável.



FELIZES NOVENTA ANOS, FIDEL ! OBRIGADO POR SEU EXEMPLO. PODE ESTAR CERTO QUE SEREMOS FIÉIS A SEUS ENSINAMENTOS ATÉ A VITÓRIA FINAL.

 

La visita de Obama a Cuba.

El mercado del capital y los derechos humanos

(Transcripción y revisión de la entrevista, el 24 de marzo de 2016, de Radio Onda d’Urto (ROD) a Luciano Vasapollo)

El imperialismo, hoy más que ayer, ha recibido una lección más de la revolución cubana: en la democracia participativa, popular socialista los derechos humanos son indivisibles, inviolables, inalienables.

ROD: Estamos con Luciano Vasapollo, director científico del CESTES (Centro de Estudios de la Unión Sindical de Base USB) y de la revista Nuestra América, profesor universitario de Métodos de Análisis de los Sistemas Económicos en la Universidad La Sapienza de Roma, uno de los máximos expertos de política económica y social de América Latina AL); hoy hablaremos con él de la visita de Barak Obama a Cuba. Buenos días profesor, gracias por estar con nosotros.

L.V: Gracias a vosotros por estar siempre dispuestos y por vuestra sensibilidad y dedicación a una información libre e independiente de los grandes poderes.

ROD: En primer lugar, empezaremos con los resultados de la visita: quisiéramos entender qué perspectivas puede haber abierto este encuentro para el futuro de la isla de Cuba.

L.V: Es muy importante decir, primero, que el proceso revolucionario de Cuba no necesita interlocuciones por parte de los Estados Unidos (USA) que enseñen las reglas de la democracia, porque ésta es una experiencia socialista viva que avanza con sacrificio, con sentido de responsabilidad y con grandes resultados des de hace más de 55 años. Cuba no necesita aprender de nadie qué es la democracia ni cuáles son las formas de gobierno y electorales.

Dicho esto, quiero afirmar que el resultado de la visita es extremamente positivo para el gobierno y el pueblo cubanos. La utilidad política de este encuentro histórico radica en el hecho de que es una victoria de la diplomacia cubana, una victoria del pueblo cubano, una victoria de la Revolución. Porque, si Obama, el presidente del mayor país imperialista y capitalista del mundo, que ha oprimido a Cuba durante 57 años, no sólo con el bloqueo sino también con agresiones y muerte, por el solo hecho de haberse autodeterminado en un proceso socialista, llega a la gran isla y es recibido de manera educada y respetuosa, como siempre saben hacer los cubanos incluso con gobiernos hostiles y enemigos, ésta es una victoria diplomática y política de Cuba, porque significa que finalmente el imperio estadounidense acepta sentarse a una mesa de negociaciones de igual a igual, reconociendo de hecho la plena legitimidad de la Revolución.

Obama ha reconocido que las políticas del bloqueo han sido un error. Así pues, se puede afirmar, positivamente, que des de hace un año y medio hay negociaciones para intentar alcanzar la normalización de las relaciones, que no es lo que pretenden la mayor parte de los medios de comunicación de masas al hablar como si el bloqueo hubiese acabado ya.

Normalización y negociación son dos conceptos completamente diferentes. Negociar en este caso quiere decir que se ha producido el inicio de un diálogo duro, difícil, largo. Normalizar las relaciones significa que Cuba debería ser tratada en las relaciones internacionales como cualquier otro país en el mundo, cosa que no ocurre todavía

Estas negociaciones en curso han permitido la apertura de las embajadas, el reconocimiento de los errores en las relaciones de los USA y que Obama declare una vez más que será el portador de la propuesta de fin del bloqueo al Congreso. Hay que tener en consideración que durante 24 años las Naciones Unidas se han expresado reiteradament con un voto casi unánime (el resultado ha sido casi siempre de alrededor de 187 votos contra el bloqueo y 2 votos a favor del mantenimiento, los de los EUA e Israel). Pero, de acuerdo con la lógica de la ONU, 187 o 188 votos no tienen ningún valor efectivo, ya que existe el poder de veto por parte de los USA.

De cualquier modo, hace quince meses que empezaron las negociaciones, incluso sobre la posibilidad de algunas inversiones de capital estadounidense, aunque siempre con una parte mayoritaria de capital cubano.

Se han producido aperturas también en internet, para la emisión de banda y para la regularización, en parte por lo menos, de los viajes de estadounidenses. Empieza, por tanto, una nueva época, a pesar de un difícil conflicto que a mi parecer estaría caracterizado también por una serie continua de declaraciones del propio Obama en favor de una injerencia USA en las dinámicas internas para desestabilizar el proceso democrático socialista.

ROD: ¿Cómo podemos interpretar la posición de los USA en esta negociación? Comentas el voto de las Naciones Unidas sobre el bloqueo, que reconoce desde hace 24 años ya que éste debe acabar, aunque la arrogancia de los USA continúa imponiéndolo todavía. ¿Cuál podría ser el motivo real de la posición estadounidense?

L.V: En primer lugar, hay que considerar la estrategia y las nuevas debilidades de los Estados Unidos en el campo internacional. Hace poco más de un mes que el presidente Obama declaró ante el Congreso el fin de la época de la dirección unipolar USA del mundo. Hoy, los Estados Unidos tienen que tener en cuenta a los otros competidores en el tablero internacional: la Unión Europea (UE) y los BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica); considerar, por tanto, que el escenario es completamente diferente al de los últimos años.

Está claro que la crisis sistémica del capital a nivel internacional se ha convertido en una durísima competición global. A nivel microeconómico, o sea el de las empresas, cuando la crisis se agrava todas buscan, en los pequeños espacios de mercado y de expansión, hacer la competencia más dura y directa. Este fenómeno de aguerrida competición se produce también entre los Estados, pero implicando a áreas regionales enteras o bloques geoeconómicos. En definitiva, se agudiza la guerra interimperialista.

La debilidad de los USA se ve en el hecho de que es un país que se endeuda fuertemente para poder garantizar el nivel de importaciones; un país que, sin duda, vive por encima de sus propias posibilidades económicas y que, por eso, necesita cada vez más mantener el dólar como moneda de referencia a nivel internacional.

Se trata de un país que necesita, al mismo tiempo, imponerse en los mercados y relanzarse a través del así llamado keynesiasnismo bélico y del sector privado, financiando a nivel internacional el gran aparto industrial armamentístico y, consecuentemente, lanzando bombas por todo el mundo.

Estas son las formas con las que los países de capitalismo maduro querrían salir de la propia crisis, y la militar es solamente una de las opciones de guerra que los imperialismos USA y UE preparan desde hace años.

Por lo que hace al nivel militar, los Estados Unidos tienen que prestar atención a las fuerzas de otros competidores; por ejemplo Putin -que seguro que no es socialista, pero como potencia capitalista necesita controlar sus fronteras y tener sus mercados internacionales-, no se deja cercar, como permiten ver claramente los acontecimientos en Ucrania y en Siria. La guerra del petróleo se ha generalizado ya. Y China es una potencia internacional a la que hay que tener en cuenta, porque desde hace años desempeña un papel de comando estratégico, no sólo en el plano geoeconómico.

Las guerras, por otra parte, son también guerras sociales, como las que sufrimos en Europa contra el movimiento de los trabajadores; y hay guerras económicas como las creadas con el bloqueo a Cuba o contra Venenzuela; hay guerras ambientales, las guerras por la alimentación (según informaciones de la FAO se producen alimentos para 13 mil o 14 mil millones de personas, pero gran parte de la comida se tira a la basura porque el ciclo de valor de estos alimentos no logra alcanzar el nivel de beneficio deseado). Hay también una guerra contra el propio Estado de derecho (los ataques continuos al derecho al trabajo, a los derechos de huelga, manifestación, habitación, incluso al derecho a la palabra antisistema).

Desgraciadamente, hay una guerra global que pone en evidencia la existencia de una verdadera y auténtica guerra de civilización.

Los USA, desde hace algunos años, ya no detentan la dirección financiera y monetaria mundial, porque muchos países intentan representarse con otras monedas. El euro quiere su papel, pero también China tiene una moneda muy fuerte; cada uno busca obviamente sus espacios, porque controlar la reserva internacional de moneda significa determinar las dinámicas especulativas, además de los mercados de cambio y también el mercado financiero y el del petróleo.

En este contexto hasta la pequeña Cuba representa un problema para los USA, porque a pesar de los 57 años de agresión, de terrorismo, de bioterrorismo, de asesinatos, de bloqueo económico, de bloqueo financiero, de bloqueo comercial, de sanciones infligidas a todos los niveles y que han producido grandes pérdidas, como mínimo de 120 mil millones de dólares a la economía cubana, la isla continúa resistiendo y representando para todos los Sur del mundo ¡el más alto punto de referencia de autodeterminación y de ejemplo revolucionario!

Cuba ha sido declarada tierra de paz, de mediación y de conciliación a nivel internacional por el Papa Francisco, también por el Patriarca ruso y, antes todavía, por el Papa Benedicto XVI. Allí estuvo el Papa Francisco antes incluso de ir a Argentina, y ha sido en Cuba donde se ha producido la reconciliación de las iglesias cristianas, de la católica y la ortodoxa. También la mayor de la islas del Caribe es sede desde hace más de 2 años de las conversaciones de paz para Colombia entre el gobierno de ese país y las fuerzas guerrilleras FARC.

Hubiera sido, como mínimo, incómodo para Obama cerrar su presidencia sin dejar una señal, que en realidad pretende esconder la guerra militar que Obama y su gobierno están haciendo en todo el mundo.

Los USA tienen, además, otro gran problema: después de la caída de la Unión Soviética quisieron demostrar que era posible la dirección unipolar del Planeta y que el autodenominado mundo “libre” ya no tenía enemigos comunistas y que, por tanto, había comenzado la era de la normalización y la paz.

Así, el gobierno estadounidense se dedicó a intentar convertir a Rusia y todos los países del exbloque socialista en países cómplices y subordinados a los intereses de las multinacionales, a los intereses del gobierno USA, a las reglas infames del capitalismo salvaje. Además, junto al imperialismo de la UE iniciaron una guerra permanente contra todo el Oriente Medio, descuidando en parte lo que era su “jardín particular”, su “patio trasero”.

De esta manera no percibieron que en AL, alrededor de Cuba, nacían las grandes democracias populares, el gran proyecto del socialismo del siglo XXI de Chávez; nacía la Venezuela bolivariana socialista, la Bolivia del socialismo comunitario, nacía el Ecuador de la revolución ciudadana; y países que, aunque con proyectos revolucionarios y socialistas diferentes, han hecho resurgir la democracia de base, la democracia popular, la democracia participativa del ALBA, con una gran caracterización antimperialista y anticapitalista.

Los USA no se dieron cuenta de que incluso otros países con gobiernos progresistas, especialmente Brasil que forma parte de los BRICS, y la propia Argentina, asumieron en este tiempo un carácter completamente antimperialista, una dinámica político-económica alternativa que se expresó inmediatamente a través del apoyo concreto al ALBA, no permitiendo el desarrollo del ALCA.

Por este motivo los Estados Unidos, sin abandonar los proyectos en Oriente Medio y en el resto del mundo, intentan reconducir la situación en AL, o sea en el mercado de los recursos naturales y materias primas, especialmente a través del papel verdaderamente estratégico que han adquirido las ONG; la mayor parte de éstas han sido utilizadas, han estado al servicio del imperialismo USA para facilitar la entrada de multinacionales y transnacionales con el pretexto de la solidaridad humanitaria internacional, con una guerra mediática que intenta presentar a Bolivia como la dictadura andina, a Maduro, y antes a Chávez, como el gran dictador de AL. ¡El mismo trato que tiene reservado Cuba!

Durante su discurso, el presidente Obama al menos tres veces nombró a los exiliados cubanos, usando este apelativo para indicar, sin embargo, a delincuentes, mafia cubana y lobbys anticastristas que le pueden reportar votos.

ROD: Este aspecto es fundamental para conseguir entender bien, en las próximas elecciones americanas, qué es lo que se juega también en Cuba.

L.V: Soy un militante marxista, antes que profesor universitario, un militante que trabaja desde hace mucho tiempo cerca de la revolución cubana y creo que puedo expresar amablemente algunas opiniones y juicios sobre esa cuestión.

Obama en su discurso durante la visita oficial reconoció errores de la política imperialista de los USA hacia Cuba por más de 55 años; reconoció que nadie puede decir nada sobre las grandes conquista sociales del país; le reconoció a la isla su compromiso de solidaridad internacional en el campo de la medicina y la educación; reconoció que es una sociedad en evolución, por tanto un fermento democrático participativo activo también para la resolución de algunos problemas económicos.

Pero no dejó de hacer declaraciones, aunque de manera elegante y caitivadora, sobre el hecho de que Cuba sea una democracia de un solo partido, mientras que en los USA hay una democracia pluripartidista que reconoce todos los derechos civiles, que mira al individuo, a diferencia de lo que ocurre en Cuba, que miraría solamente al Estado; así, se dirigió al pueblo hasta la efectiva frase hipócrita: “¿En qué otro país un negro, proveniente de una familia pobre hubiera llegado a presidente?”.

Ante todo esto, hay que aclarar muchas cosas: primero, que el Presidente se refiere a la libertad de expresión cuando son tantísimas las violaciones de las libertades civiles y los abusos de los derechos humanos en los Estados Unidos. El gobierno “democrático” de Obama y los principales medios de información están en manos de las autoridades centrales y las multinacionales de la comunicación y  no son de ninguna manera transparentes; si la prensa intenta crear condiciones de “libertad” se ve inmediatamente atacada.

Obama habla de elecciones libres, pero no dice que existe una amplia documentación de organismos internacionales democráticos sobre las grandísimas irregularidades del sistema electoral estadounidense: en los USA una pequeña condena judicial impide el derecho de voto; además, los votos a menudo no se cuenta en todos los Estados y los casos de corrupción perseguidos por la ley durante las elecciones son extremamente altos, tanto que en esta país se elige al presidente de la república con menos del 40% de los votantes, mientras que las comunidades más pobres, o sea las más indignadas socialmente, se abstienen de votar.

Obama se refirió también a la represión policial en Cuba, seguramente porque 20 persones, las así llamadas “damas de blanco, corruptas y pagadas, el día que llegó el Presidente USA con el séquito interminable salieron a la calle para decir no a la que ellas llaman la “dictadura” cubana en un momento en que se podían producir problemas de seguridad pública, motivo por el cual fueron paradas, apenas para ser identificadas.

Si en este caso se habla de represión, qué decir de la violencia policial en los Estados Unidos, donde solamente en el 2015 han muerto 1.145 persones a manos de la policía. Además, cada año organismos internacionales publican una densa documentación sobre episodios de tortura y de uso indebido de la fuerza; se producen ataques brutales continuamente por parte de la policía contra manifestaciones que solamente se pueden realizar en las aceras, caminando y sin pararse nunca, porque si se paran son atacadas inmediatamente por la policía.

Obama ha hablado también de los presos políticos en Cuba: yo no sé que en la isla haya ningún preso político, porque en las cárceles hay solamente personas que cometieron delitos comunes. Los Estados Unidos, sin embargo, son el país con el número de presos en espera de juicio más alto del mundo.

Muchas de las cárceles estadounidenses, además (según documentos de organismos internacionales), son verdaderos y auténticos campos de concentración; y son muchísimos los detenidos políticos en Estados Unidos que esperan juicio desde hace 14 o 15 años. Por no hablar de la tortura, muchísimos funcionarios de la magistratura estadounidense han perseguido delitos por técnicas de tortura prohibidas por el derecho internacional, y no sólo en la base de Guantánamo.

Obama propone una sociedad de respeto recíproco: ¿por qué, entonces, durante la visita oficial ha llevado con él, además de la mujer, además de los ministros y las hijas, a 1.200 agentes de los servicios secretos?!! ¿Para qué necesitaba este despilfarro de dinero y esta demostración de fuerza en el país del mundo con la tasa de criminalidad más baja?

En Estados Unidos muchos, mueren ciudadanos cada día por causa de armas de fuego. Amnistía Internacional considera ésta la área donde se produce una de las mayores crisis de los derechos humanos.

A Obama, así pues, antes de hablar de la democracia y de los derechos, habría que preguntarle a qué democracia y derechos se refiere.

En su discurso, en un momento, siempre con la sonrisa y siempre con aire seductor, Obama afirmó que la democracia estadounidense acepta el disenso; guardándose bien, sin embargo, de decir descaradamente que Cuba no lo hace, pero usando al tiempo un tono más o menos veladamente provocador sobre la democracia cubana controlada y reducida. Hay que recordar aquí las condiciones de tantos detenidos políticos en las cárceles USA, como es el caso del líder de los portorriqueños Óscar López Rivera que está en la cárcel desde hace 34 años sin haber cometido ningún delito de sangre.

Las cárceles estadounidenses son invisibles, pero los USA son el país del mundo con el número absoluto de detenidos más alto, hay alrededor de 2.270.000, de los cuales al menos 100.000 están todavía en aislamiento.

Obama dice que en los USA hay derechos para los homosexuales: es fácil para las democracias occidentales hablar de derechos civiles, pero no se habla nunca de derechos sociales. Obviamente, el reconocimiento de todos los derechos civiles es indispensable, pero la democracia se mide en términos de derechos sociales, o sea del derecho al trabajo, del derecho a la casa, del derecho a la salud. Los derechos son indivisibles, un todo inalienable.

¿Hablamos de los derechos del trabajo? En grandes áreas de los Estados Unidos no se respetan el derecho de huelga ni el derecho de sindicalización, se violan todas las normas de salud y de seguridad en el trabajo; y hay cientos de miles de trabajadores, especialmente en la agricultura, a los que no se les reconoce ni siquiera el derecho al salario mínimo. En estos sectores de la agricultura se produce el mayor nivel de explotación de ciudadanos de nacionalidad sudamericana.

El objetivo del gobierno de los Estados Unidos, en mi opinión, es el de instigar la subversión contrarrevolucionaria en Cuba, con la hipótesis hipócrita de un proceso de transición a la democracia burguesa y capitalista, por eso tantas veces Obama repite que los USA son un país democrático a imitar y tener como ejemplo.

Habría que preguntarse de qué democracia estamos hablando y si él sabe que existen en el mundo, además de la democracia representativa -la que después no representa nada visto que vota cada vez menos gente incluso en Italia y en Europa-, también la democracia popular, la democracia participativa, la democracia socialista y de base que se expresa por ejemplo con los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), donde toda la población se reúne cotidianamente para gestionar los barrios, para gestionar la seguridad, la sanidad, la democracia participativa, para decir cuáles son los candidatos a las elecciones, para revocar a los candidatos después de seis meses si no mantienen sus compromisos electorales.

En relación con la economía, Obama defiende el mercado capitalista, de hecho ha realizado aperturas a la que llama economía privada que está avanzando en Cuba. Pero en la Isla Grande no hay ninguna forma de economía privada, en Cuba se realizaron actualizaciones y perfeccionamientos de la planificación en el VI Congreso del Partido Comunista, en el año 2011, y es la séptima vez, en cincuenta años, que se modifica el modelo de planificación, porque los cubanos son totalmente flexibles.

Como dijo claramente el Comandante Fidel en su discurso del 1 de Mayo del 2001: “Revolución es el sentido del momento histórico”, hay que saber modificar los modelos de referencia, siempre permaneciendo fieles a la estrategia socialista, y así cambiar según los equilibrios de fuerza en las relaciones internacionales. Cuba ha buscado en estos años sencillamente hacer más eficiente la economía, y este argumento se retomará en el VII Congreso, ahora en abril, después de cinco años, como había prometido el Partido Comunista, incluyendo también formas de trabajo individual en los servicios no estratégicos.

Obama se ha referido también a la nueva reglamentación del turismo, de acuerdo con la cual cualquier ciudadano americano puede visitar Cuba; por contra y realmente, si se analizan las leyes de los Estados Unidos, incluso después del 17 de diciembre del 2014, éstas dicen que cualquier ciudadano americano puede ir a Cuba solamente si su viaje se realiza en un programa a tiempo completo para actividades de intercambio educativo, para mejorar el contacto con el pueblo cubano y con la sociedad civil, y para promover la independencia del pueblo cubano con respecto a las autoridades del país. ¡No me parece una gran libertad de movimiento!

Sobre la cuestión Guantánamo, Obama continúa afirmando que aquel territorio es estadounidense y el verdadero motivo de la limitación a la soberanía territorial de Cuba es impuesto, porque este espacio sirve a los Estados Unidos para mantener el control militar de Cuba.

Sobre el bloqueo no se ha tomado ninguna decisión, la cuestión no se ha tocado porque lo que ha querido evidenciar Obama es que resolver el problema no es responsabilidad suya; apelará al Congreso, pero no dependerá de él lo que resulte.

Una consideración no oficial: personalmente he visto justa desconfianza y frialdad hacia la mucha hipocresía desplegada en los discursos de Obama. Incluso en el momento en que Obama partía; con la habitual cortesía los cubanos le han estrechado la mano, le han sonreído. Pero si se miran las imágenes, está claro que fue un momento incómodo cuando Obama con simpatía y por su papel seductor se dirigió a Raúl Castro e intentó abrazarlo, y Raúl de manera cortés y con una sonrisa simplemente le estrechó la mano y levantó la del presidente USA.

La cosa más veces repetida por Obama fue que en los ochos años de gobierno ha sido un portador, un intérprete, un testimonio de la paz. ¡¿Cómo se puede afirmar esto, ante la evidencia de que en estos ocho años no ha habido nunca ni un mes de paz?! Hay todavía tantos conflictos abiertos por el imperialismo estadounidense.

Un hombre de iglesia, demócrata y progresista sin dudas como Frei Betto ha puesto en evidencia de manera clara que los Estados Unidos intentan una anexión simbólica, a nivel mundial, a través de los medios de comunicación, el comercio, la discriminación y el dominio cultural. La prueba de eso es la conclusión del discurso de Obama con el lema “se puede”... Cierto, se puede, ¿pero qué se puede? ¿para qué?

Se ha apelado al pueblo cubano diciendo que los americanos serán socios de los nuevos empresarios cubanos, pero sería bonito que pensase también que además de estos pocos empresarios emergentes, en Cuba hay un pueblo representado por la sociedad civil que es el sindicato de los trabajadores, el partido, que són los CDR, que son las asociaciones de mujeres, que son las asociaciones de ciudadanos, que se movilizan por la gestión de los barrios, por la amistad y la solidaridad, etc.

Cuando se apela al pueblo cubano hay que saber que además de existir diferencias entre los dos gobiernos, estadounidense y cubano, en el tema de los derechos humanos, hay que recordar también, como ha dicho Raúl, que “los derechos humanos son indivisibles”, es un pastel del que de ningún modo se puede comer y simular que se saborea solamente un pedazo que no tiene que ver con el resto.

Cuando Raúl Castro dijo que destruir un puente es muy fácil pero reconstruirlo sólido y resistente es un trabajo muy largo y difícil, me parece que pretendía decir que se agradece al presidente Obama los esfuerzos y los pasos dados en estos 15 meses, desde diciembre del 2014. Pero que no se pueden adoptar formas hipócritas y cómodas sobre la democracia, centrada en los derechos como ficción, y sobre el bloqueo, y después no dar un paso adelante para cerrar esta infame página de brutal guerra económica.

Raúl ha repetido también, de forma clara, que la restitución del territorio de Guantánamo, donde está instalada la base naval norteamericana, y el fin del bloqueo son elementos ineludibles para normalizar las relaciones. Ha querido recordar sus decididas palabras, otras veces enunciadas en el Parlamento, sobre el devenir histórico de Cuba que, ciertamente, puede cambiar y perfeccionar su modelo, pero estará siempre dentro de un sistema socialista; y sobre la exclusividad de la soberanía y la autodeterminación, que compete solamente al pueblo cubano.

Esto significa reafirmar que se quiere tener una relación con los USA de convivencia pacífica y respetuosa, pero que cada uno tiene su perspectiva política y social y que existen diferencias políticas enormes sobre el modelo de sociedad. Creo que reconocer esto será extremamente importante.

El presidente Raúl ha reafirmado que el proceso de normalización de vínculos bilaterales apenas ha comenzado, que será largo y difícil, pero se ha llegado a este punto por voluntad de los dos países. Obama ha encontrado un país vivo de democracia substancial que contribuye activamente a la paz en el mundo, a la estabilidad en AL, con un papel fundamental no solamente en el ALBA, sino también en la CELAC y en la UNASUR.

El concepto martiano de la difusión de la cultura revolucionaria por parte de Cuba es un principio fundamental, la oferta generosa de su pueblo de amistad y dignidad ha caracterizado siempre a este país en la práctica de la solidaridad internacional.

Quiero también recordar algunas palabras del comandante Fidel Castro después del 11 de septiembre del 2001: “Hoy es un día trágico para los Estados Unidos y vosotros lo sabéis bien porque aquí nunca se ha sembrado odio contra el pueblo estadounidense, por su cultura y la falta de complejos; puesto que somos hombres completamente libres tenemos una patria y no tenemos patrones, Cuba es el país donde los ciudadanos estadounidenses son tratado con más respeto, no hemos practicado nunca ningún género de odio, ni cosas similares al fanatismo, por eso somos fuertes, la revolución es fuerte, basamos nuestra conducta en los principios, en las ideas y tratamos con grande respeto a todos los ciudadanos estadounidenses que visitan nuestro país”...

Con el mismo respeto se ha tratado a Obama, pero sin conceder nada en relación a las opciones de gobierno y de sociedad que la revolución ha sabido darse, consolidando en la práctica cotidiana la superioridad política de la democracia socialista enfrente de la brutal democracia del lucro y el beneficio económicos.

La esperanza es que la visita del Presidente de los Estados Unidos, que parece más de fachada que de contenidos, se pueda transformar concretamente en una opción de camino real hacia la normalización, pero siempre dentro del respeto al proceso socialista y a la autodeterminación del gobierno y del pueblo cubanos.

ROD: Es la esperanza en la cual nos unimos. Con estas palabras de Fidel saludamos a Luciano, agradeciéndole esta entrevista que ha sido una auténtica lección de carácter económico social y político en relación con lo que está sucediendo en Cuba y las relaciones con Estados Unidos. Visto que has hablado tanto de derechos humanos me permito concluir recordando un aspecto en relación con la transparencia: bastaría hablar del caso Snowden sobre el espionaje de los USA para tener una idea de cómo actúa ese país; y tu has recordado justamente a Óscar López Rivera, así dedicamos a todos los desgraciadamente presos políticos reales esta charla inteligente!

L.V: Esta transmisión la dedicamos al pueblo cubano, a la revolución socialista y, como dices tú mismo, no sólo a los prisioneros políticos en los Estados Unidos, sino a todos los presos políticos que están en las cárceles del imperialismo y del capitalismo solamente porque quieren decir que otro mundo es posible porque es necesario.

En relación a las referencias y para ulteriores estudios también sobre los temas tratados en esta entrevista se pueden ver las tres reflexiones fundamentales de Fidel Castro, Raúl Castro y Bruno Rodríguez, en esta página web: www.nuestra-america.it

Traducción de Pep Valenzuela. 03/04/2016

Luego de un encuentro oficial en el Palacio de la Revolución Raúl Castro y Barack Obama, ofrecieron una declaración conjunta sobre el avance de las relaciones entre Cuba y EEUU.

El Presidente cubano comenzó expresando complacencia por recibir a su par estadounidense  en la primera visita de un mandatario de EEUU después de 88 años.

Expresó  Raúl que en los 15 meses transcurridos desde el anuncio del restablecimiento de las relaciones se han obtenido resultados concretos como el restablecimiento del correo postal, los acuerdos para los vuelos directos, convenios en temas medioambientales, y otros.

Adelantó que se conversa sobre otros temas como lucha contra el narcotráfico y que se firmaría hoy un acuerdo sobre cooperación en la agricultura.

Ponderó de manera especial el interés de ambos países de cooperar en el enfrentamiento a enfermedades transmisibles como el zika.

El presidente cubano enfatizó que mucho más pudiera hacerse si se leventara al bloqueo,aunque  reconoció la posición de Obama y su gobierno.

“Las últimas medidas son positivas pero no suficientes. Conversamos sobre qué otras medidas se pueden adoptar para desmantelar el bloqueo”.

Raúl reiteró que el fin del bloqueo y la devolución del territorio de Guantánamo que ocupa la Base Naval norteamericana son elementos ineludibles para una una normalización de las relaciones entre los dos países.

Apuntó que existen diferencias entre los dos gobiernos en varios temas como el de derechos humanos y ratificó el concepto de que Cuba considera a los derechos humanos como únicos e indivisibles.

Recordó sus palabras recientes ante el Parlamento de que cambiar todo lo que deba ser cambiado es asunto exclusivo y soberano de los cubanos.

En su intervención, el Presidente cubano también reafirmó que se debe poner en práctica el arte de la convivencia civilizada, ir por encima de las diferencias y buscar lo que nos une.

“Destruir un puente es fácil, reconstruirlo sólidamente es una tarea más larga y difícil”, enfatizó y recordó la hazaña lograda por Dyana Nayad de cruzar a nado el tramo entre La Habana y Florida, después de varios intentos fallidos.

Por su parte, el mandatario estadounidense Barack Obama agradeció la hospitalidad con que ha sido recibido por el Presidente cubano y por nuestro pueblo. Consideró como histórico este viaje y resaltó que sus hijas, que no suelen acompañarlos siempre en los viajes, tenían mucho interés en venir a Cuba.

Dijo también  que la presencia de más de 40 congresistas en este viaje muestra el interés en Estados Unidos por la relación con Cuba.

Reconoció los logros cubanos en materia de educación y salud.

Obama apuntó que hay diferencias sobre democracia y derechos humanos y sobre eso habló con el presidente cubano. Remarcó además que los destinos de Cuba deben ser decididos por los cubanos, que viven orgullosos de su país , y que Cuba no es una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos.

Destaco varios pasos dados por su gobierno en materia de viajes, comercio, telecomunicaciones y otras áreas para mejorar la relación con Cuba y flexibilizar el bloqueo.

Anunció que hay planes de ampliar los intercambios educacionales entre los dos países y también sobre futuras acciones en el campo de la salud.

Dijo que ha tomado las medidas administrativas a su alcance, pero que el bloqueo depende del Congreso. Auguró que el bloqueo contra Cuba acabará y le hubiera gustado ocurriera antes de que concluyera su mandato, pero lo ve poco problable por la lentitud del Congreso.

Al final de su intervención Obama reconoció el papel de Cuba en los Diálogos de Paz en Colombia y deseó se siga avanzando en el nuevo camino de relaciones entre nuestros dos países.

Concluidas sus presentaciones ambos presidentes conrtestaron algunas preguntas de la prensa.

Realizzazione: Natura Avventura

Joomla Templates by Joomla51.com