Venezuela. “Maduro ha ganado. Los revolucionarios tienen que celebrar este resultado”

  Sergio Cararo
Entrevista con Luciano Vasapollo para Contropiano:

-SC:Bienvenido, Luciano, hace muy poco que has vuelto de Venezuela junto con Rita Martufi. Allí habéis acompañado las elecciones como invitados directamente por el Ministro de Exteriores Arreaza. Habéis realizado muchos encuentros como representantes de vuestras áreas político-culturales. Empecemos por un dato: Maduro y las fuerzas por él representadas han ganado estas elecciones. En tu trabajo estás acostumbrado a hacer hablar a los números, pues vamos ahora a los números. ¿Con cuántos votos ha ganado Maduro? ¿Cuántos votos ha conseguido la oposición? ¿Cuánta gente ha participado?

-LV: Agradezco mucho esta entrevista que permite expresar mi opinión, y más teniendo en cuenta que aquí en Europa los medios de comunicación defienden la línea editorial de las multinacionales, y su discurso es que se han cometido fraudes en Venezuela y que se ha dado una abstención que justificaría el no reconocimiento de los resultados.

Lo demostrado es que Maduro ha conseguido el 68% de los votos, mientras que Henri Falcón consiguió solamente el 21%, lo que significa una diferencia de 45 puntos, cosa que no sucedía en Venezuela desde hace 20 años El candidato Bertucci, que ha quedado tercero, subrayó que se podría no reconocer un resultado en caso de una limitada diferencia de votos, pero que éste no es el caso de las cifras del domingo 20 de mayo; añadiendo que es imposible hablar de fraude con un margen de diferencia tan grande.

El proceso electoral ha garantizado la libertad y la independencia, en un sistema moderno y fiable. Lo digo después de haber asistido a elecciones en otras partes del mundo. Es una vergüenza, y lo digo como europeo, que la Unión Europea haya pedido la abstención en Venezuela, para afirmar después que el proceso no era legítimo porque habrían votado pocas personas.

La conquista del derecho al voto se consiguió con grandes luchas, por lo que pedir la abstención representa una paso atrás. La respuesta del pueblo bolivariano ha sido la autodeterminación, la independencia y la soberanía, porque no han aceptado ser una colonia.

He visitado colegios electorales y todo funcionaba tranquilamente, en paz, a pesar del contexto de guerra económica, comercial, guerra financiera internacional, mediática, psicológica, que se está llevando a cabo contra Venezuela; por eso ha sido una victoria heroica del compañero Maduro y de la democracia. Nicolás Maduro ha ganado netamente las elecciones presidenciales del domingo 20 de mayo, obteniendo un segundo mandato presidencial con más de 6,5 millones de votos. Lo anunció el Consejo Nacional Electoral (CNE) la noche del domingo.

Con el 92,6% de los votos escrutados, Maduro obtenía 5,8 millones de votos, mientras que su rival, el exgobernador Henri Falcón, obtenía 1,8 millones de votos. La presidente del CNE Tibisay Lucena, en su discurso a la nación, añadió que 8,6 millones de venezolanos (cerca del 47%) ejercieron su derecho a voto, sobre un total del registro electoral de 20,5 millones de personas. Estos eran los resultados cuando, como se ha dicho, se trataba del 92,6% escrutados.

-SC: Algunos países como los Estados Unidos, o la propia UE, cuestionan la validez de estas elecciones; pero, ¿en esos países cuánta gente ha votado para elegir presidente o primer ministro?

LC: Preguntémonos por el nivel de participación en las elecciones de Donald Trump, del colombiano Juan Manuel Santos o el chileno Sebastián Piñera, y veremos que fueron elegidos con mucho menos del 48% de la participación en el caso de Maduro el pasado 20 de mayo. El 4 de marzo se celebraron elecciones en Italia, y hasta hoy (31 de mayo) no se ha formado gobierno en un parlamento en el que falta un partido que represente de verdad los intereses populares. Ganó la Liga Norte, un grupo independentista que se ha convertido en un partido anti inmigrantes y fascista.

La otra parte, el Movimiento 5 Estrellas (M5S, por las siglas en italiano) es populista, y están intentado formar gobierno. La danza institucional de estos días de guerra de posiciones en que prevalecen siempre los intereses de la burguesía transnacional europea, de la Troika y del beneficio de las multinacionales, casi provoca nostalgia de la primera república del CAF (Craxi, Andreotti, Falconi, del 1981).

La UE no reconoce los resultados electorales porque obedece a los intereses de las multinacionales que quieren conquistar las riquezas de Venezuela. Quieren el petróleo, el oro, la plata, el gas, en esta fase actual de expansión del imperio, porque para el bloque europeo la democracia está al servicio de los grande capitales y no de los intereses populares.

Aunque los EEUU i la UE son dos expresiones diferentes del imperialismo, que luchan por el dominio global, en Venezuela están aplicando la misma receta que se utilizó en Libia, Siria, Irak, Irán y en los países que no aceptan las reglas del Fondo Monetario Internacional (FMI), países a los que llaman canallas dada su “impertinencia” de querer ser soberanos.

Es obvio que lo que están haciendo el señor Trump y la UE, intentar mediante las sanciones que se radicalice la oposición violenta en Venezuela. La estrategia pretende generar una tremenda guerra económica, generar hambre, muerte e influenciar psicológicamente a los venezolanos para que culpen a la revolución de todas sus dificultades.

Existe un fascismo internacional, militar, al servicio de las multinacionales, que hoy intenta adueñarse de Venezuela, por eso están creando las condiciones para el relanzamiento de las “guarimbas”, alimentando a una oposición radical que no acepta el diálogo, formada por delincuentes, fascistas y mercenarios pagados por el imperio para generar la violencia que justifique una intervención “humanitaria”. Pero si guerra no puede ser humanitaria.

El imperio quiere crear las condiciones para iniciar en Venezuela su “guerra humanitaria”, que le permita adueñarse de los inmensos yacimientos de petróleo del Orinoco Oil Belt. Según el imperio, o se acepta la “democracia humanitaria” o se interviene con la “guerra humanitaria”, como hicieron en Irak, Libia, Siria y, ahora, con el genocidio en Palestina. La guerra humanitaria es un eufemismo o un modo diferente de llamar a la guerra militar.

Cuando quieren lanzar una “guerra humanitaria”, las así llamadas ONG, que trabajan a menudo para la CIA, contribuyen a crear las condiciones de violencia para justificar la “ayuda humanitaria”, o sea una guerra militar para controlar los territorios que no son obedientes a las multinacionales. En Venezuela, los enemigos de la revolución han creado las condiciones para encarercer o hacer desaparecer las medicinas y los alimentos, y así poder avanzar en la fase violenta del plan del imperio. La ayuda humanitaria es una mentira, porque las sanciones que, por otro lado, aplican solamente generan hambre y desesperación.

A pesar de que el CNE ha contado con la asistencia de 150 observadores internacionales de 30 países y con la presencia de diversas organizaciones internacionales, la UE no reconocerá el voto y la prensa italiana está ya trabajando para deslegitimar la elección con el argumento de la abstención.

A este personal le propongo que escuche, no ya mis palabras, sino las de José Luis Rodríguez Zapatero, ex primer ministro español moderado y, ciertamente, no chavista; pero una persona honesta intelectualmente y observador internacional, un papel que la UE no quiso realizar a pesar de haber sido invitada formalmente por Caracas, sin duda por miedo a tener que reconocer la verdad. Así pues, Zapatero definió como “incomprensible” la posición de la UE y reafirmó la total transparencia y validez del voto. Escuchad con atención sus palabras y tendréis la síntesis de la vergüenza que representa hoy la UE.

-SC: Hay, sin embargo, otros países que han reconocido como legítimo el resultado electoral. ¿Cuáles son y qué significan en el sistema de alianzas de un país como Venezuela?

-LV: Con el retorno de la derechas a dos grandes países como Argentina y Brasil se han debilitado o perdido dos grandes puntos de apoyo solidario que habían interrumpido el proyecto del ALCA para abrir espacio al ALBA. Un cambio de escenario que, desgraciadamente, ha redefinido en sentido negativo algunas situaciones y debilitado la integración regional solidaria. La posición adoptado por el actual presidente de Ecuador, Lenin Moreno, no es casual. Hemos hablado mucho de esto en los encuentros con Correa y David Choquehuanca.

Ecuador es un país dolarizado, donde los recursos pasan por un mercado de importaciones determinado por los USA. Moreno se ha encontrado en una situación en que romper con los Estados Unidos habría producido grandes problemas. Mientras que Correa pudo moverse en un escenario diferente, apoyado en la sintonía con Argentina y Brasil. Pero cuando el escenario cambia, y hay quien considera que incluso Maduro puede caer, Moreno inició un cambio estratégico de alianzas. Y hoy, aunque todavía no haya salido del ALBA, Ecuador no tiene un gobierno confiable para los procesos de transformación.

Ahora, no solamente está el río de dinero del imperialismo USA, sino también la partida que están jugando en Europa las multinacionales, los diversos partidos vinculados a los centros de poder, como los de la vieja y aguerrida nomenclatura de los poderes fuertes italianos, como el partido de la Mogherini, Tajani, etc. Una partida por el control de América Latina y, a través de América Latina, sobre el Medioriente, en el frente libio y sirio, siguiendo la línea del petróleo y del metano. Y también del agua, no podemos olvidarlo.

Malvender a las grandes multinacionales ríos importantísimos que atraviesan medio continente, controlar la Amazonia, pesa increíblemente en el escenario. En definitiva, la que se está jugando en América Latina es una partida más abierta que nunca.

Repito siempre una frase de mi amigo Abel Prieto: cuando decimos “hasta la victoria siempre”, “patria o muerte, venceremos!”, tenemos que añadir que la “victoria es inevitable”. Debemos hacer que sea inevitable porque sino podrían desaparecer los procesos revolucionarios en curso. No hay otras vías.

El reconocimiento electoral llegó de inmediato de Cuba, Bolivia, Irán, Rusia, China, los países a quienes el imperialismo llama “estados canalla”. En primer lugar están los gobiernos de países que apoyan y reivindican con fuerza el apoyo a la democracia popular, a la resistencia heroica de los gobiernos revolucionarios y del pueblo de Cuba y de Venezuela. Es un punto de referencia fuerte la Venezuela de Chávez y Maduro, así como la Cuba socialista y también el socialismo comunitario de Bolivia y las conquistas del ALBA revolucionaria.

Son gobiernos y países que trabajan para que los golpes que pretenden el imperialismo USA y también el de la UE contra la autodeterminación de los pueblos de América Latina no puedan tener éxito, y trabajan también para que la democracia real pueda volver a Brasil y Lula se pueda presentar a las elecciones. Trabajamos y trabajaremos para que los gobiernos de Colombia, Perú y Chile dejen de apoyar a los USA y ayuden a sus pueblos a conseguir conquistas en el camino de la plena autodeterminación.

-SC: ¿Por qué Maduro ha ganado estas elecciones? ¿De qué sectores sociales le viene el apoyo?

-LV: El pueblo venezolano ha sufrido la guerra económica y el estrangulamiento financiero de los potentados del mundo. Pensando a nivel de la lucha por los propios derechos, por la propia soberanía y por la autodeterminación de los pueblos europeos, parece un milagro que haya resistido.

La receta es maquiavélica, porque la inflación se fomenta para justificar la suspensión de las inversiones sociales y reducir los salarios. En Venezuela, los distribuidores de bienes básicos dejaron de trebajar para impedir el acceso a medicamentos y comida y así culpar al gobierno de Maduro.

Se intenta generar odio contra el gobierno a través de la falta de alimento y medicinas. Creo que se está alimentando a una oposición violenta para generar de nuevo protestas como las que tuvieron lugar el año 2017 y causaron más de 100 muertos.

Venezuela enfrenta una guerra psicológica que tiene el apoyo de los media locales e internacionales. Es una lección para el resto del mundo la resistencia heroica. En un país bajo asedio imperialista y con la decisión de todas las potencias mundiales de favorecer la máxima abstención y el boicot al voto, la realidad del resultado electoral es un triunfo para el presidente obrero.

Confirmo la importancia del voto para un pueblo, el venezolano, cada vez más consciente de representar un modelo de referencia contra las injusticias de este mundo. Quiero recordar las palabras con que Maduro concluyó el discurso de la victoria: Le digo al imperio: tienes que saber que Venezuela es la garantía de la estabilidad social y política en la región. Es un error grave intentar desestabilizar a Venezuela. Y lo vemos también así con Brasil y el golpista Temer, en relación a la Argentina de Macri y allí donde el imperialismo con golpes más o menos blandos está levantando de nuevo el hacha del neoliberalismo. Hoy, la Venezuela de Maduro es el eje de la estabilidad regional.

¿Qué ha hecho Maduro inmediatamente después del anuncio de la victoria? Abrir un diálogo permanente con la oposición. Toda la oposición, incluso la que boicoteó las elecciones para dar impulso al intervencionisme de los USA y de la UE. A toda la oposición, incluso aquella que organizó dos golpes de estado violentos contra él en el 2014 y el 2017, la conocida como “guarimbas”.

“Somos la fuerza de la historia transformada en victoria popular”, fueron las primeras palabras de Maduro a los suyos después del anuncio del CNE. “Gracias por haber sabido enfrentar tantas agresiones y mentiras, gracias por haber superado la situación y por haberme convertido en presidente de Venezuela para el próximo mandato”. “Exijo el respeto para todo el pueblo venezolano, soy el presidente de todos los venezolanos, pido un proceso de diálogo, el diálogo permanente es lo que necesita Venezuela”. Con estas palabras de Maduro se entiende bien cuan derrotados salen los “intervencionistas humanitarios” de los Estados Unidos y de la Unión Europea, humillados hasta por el moderado exprimer ministro español Zapatero en Caracas como observador internacional.

-SC: La oposición llegó dividida a las elecciones. ¿Cuáles son las fuerzas de la oposición y por qué se han dividido?

-LV: El imperio recurre a la violencia mediática, psicológica y económica, pero cuando no es suficiente recurre a la violencia fascista. Ya hubo violentas manifestaciones fascistas anteriormente, con personas quemadas vivas por el “crimen” de ser chavistas.

Los USA apoyan a las oligarquías y las multinacionales del petróleo con el terrorismo psicológico y masmediático para condicionar y desviar a aquellos sectores de la población que han apoyado siempre al chavismo en el país. Maduro ha demostrado gran responsabilidad democrática y sentido de Estado haciendo una llamamiento a la paz, al diálogo y elecciones.

La oposición, por decir de algún modo, de extrema derecha y que tiene mayoría en el Parlamento ha pedido insistentemente nuevas elecciones presidenciales “lo antes posible” como premisa para el diálogo. El Presidente marcó las elecciones para el 22 de abril y cuando se había llegado al pre-acuerdo firmado en la República Dominicana todo saltó por los aires porque la extrema derecha venezolana recibió una llamada desde Colombia, donde estaba de visita Tillerson -hoy secretario de Estado USA, ayer oligarca de las multinacionales del petróleo-. Bajo presión de los Estados Unidos se interrumpió todo, con el desprecio incluso al expresidente español Zapatero, uno de los llamados acompañantes del proceso de diálogo y paz en la República Dominicana.

Es una verdadera y auténtica provocación. Y todo sirve para decir que las elecciones del 20 de mayo no han sido libres. Pero, dictatoriales son las elecciones en que la oposición no puede participar, no cuando no quiere participar para hacer que aumente la presión desde fuera, trabajando siempre junto a la UE y los USA para desestabilizar. ¿Quién es aquí el antidemocrático?

Continuá habiendo auténticos ataques, incidentes falsos en la frontera con Colombia y Perú, para después argumentar que el paso de la frontera podría ser el pretexto de la invasión de Venezuela, como sucedió en Siria o en Irak. Imperialismo no es solamente el de los USA, también la insistente y arrogante injerencia antidemocrática de la UE.

Cuando se produjeron las muertes en las calles, se llenaban periódicos y telenoticias con mentiras para acelerar el golpe de estado contra el gobierno. Cuando se eligió la Constituyente se gritó contra el “golpe de Maduro” para acelerar la intervención militar de la que se hablaba en aquellos días. Cuando el 54% de los venezolanos votaron para elegir 17 gobernadores chavistas de 22 posibles prefirieron el silencio. Seguramente, en pocos días, lo que tocará es hablar de “fraude” y después veremos ríos de tinta. Es la lógica de la guerra mediática en curso.

-SC: ¿Cuánto ha influido la “oposición económica”, o sea el sabotaje de la economía del país que está provocando problemas a sectores amplios de la población?

-LV: La oposición y los empresarios contrarios saben lo que han hecho en estos tres últimos años. De hecho, existen estudios en que se ha demostrado que si estos empresario hubiesen continuado con la producción y la distribución de sus productos el pueblo venezolano no habría sufrido lo que hoy está pasando.

La crisis del precio del petróleo, por otra parte, ha sido determinante solamente cuando los empresarios vinculados a los políticos de la oposición empezaron el sabotaje a la economía. Por tanto, es evidente que, hoy, nadie confía ya en el pretendido patriotismo de los industriales y de los banqueros. De hecho, los candidatos diputados de la nueva Asamblea Constituyente es gente que ha sufrido los efectos de la guerra económica. Saben muy bien que los barraqueros se enriquecieron con el contrabando, que las bandas de narcos sólo podrán ser derrotadas si el gobierno adopta la “tolerancia cero”. Saben que el valor del Bolívar será efectivo y real solamente si el Estado tiene el control total sobre la circulación de la moneda. Saben que la estructura burocrática heredada de los gobiernos mafiosos de Acción Democrática y de COPEI solamente podrá reciclarse y hacerse eficiente con el desarrollo del Poder Popular de las Comunas. Saben también que el país ha sido víctima de una demonización mediática sin precedentes, realizada por países que como Italia, España, los Estados Unidos y otros que se dicen campeones de la democracia y de la convivencia pacífica.

Es gente que, ciertamente, sabe muy bien que el 75% de la renta petrolera se destina al desarrollo económico y social y que las Misiones han transformado Venezuela. Por lo tanto, estoy seguro de que la Asamblea Constituyente modificará la Constitución actual, no porque esté superada, sino porque el gobierno bolivariano quiere consolidar la estabilidad política, consolidar las instituciones de democracia de base participativa, afirmar el desarrollo económico, dinamizar los nuevos sectores, además de garantizar la justicia social a todos los ciudadanos.

Le pido al señor Falcón que reconozca los resultados y que acepte participar en el diálogo propuesto por el presidente Maduro en favor del supremo interés del pueblo de Venezuela, asediado por las grandes multinacionales. Hay que defender la soberanía nacional, por eso Falcón tiene que dialogar y aceptar los resultados electorales y las normas constitucionales. El bloqueo económico, financiero y comercial contra Venezuela seria hoy hasta peor que el de Cuba, todavía vigente, porque hay también una guerra monetaria y una inflación manipulada por los intereses corporativos.

Pero el candidato perdedor, Henri Falcón, ha pedido nuevas elecciones, una exigencia que tiene la aprobación de la administración Trump, que ha pedido también la repetición de las elecciones y ha impuesto más “sanciones” económicas contra Venezuela.

España y la Unión Europea estudian también “otras medidas” contra el nuevo gobierno de Nicolás Maduro, junto a una docena de países de América Latina y al Canadá que no han reconocido los resultados del 20 de mayo. ¿Por qué esta brutal interferencia contra la administración de un pueblo? Todos los acompañantes podemos testimoniar que el sistema electoral venezolano es inexpugnable, y que el 20 de mayo ha sido un proceso legítimo y transparente. Pido a la ONU que haga una declaración en favor de la soberanía del pueblo de Venezuela.

-SC: ¿En qué clima político y social se han desarrollado las elecciones?

-LV: Ha sido un voto por la soberanía y la autodeterminación de un pueblo que tendrá que enfrentar en el futuro próximo mayores sacrificios, porque la mordaza de los potentados financieros del mundo no se aflojará, al contrario. Pero, la resistencia y la revolución continúa con nueva fuerza por los desafíos del futuro, que no serán menos difíciles.

El pueblo de Venezuela ha enviado un mensaje claro al mundo: nosotros no nos rendimos! Y te pido que lo subrayes más veces. Nosotros no nos rendimos!!! Y ahora, qué hacer? En el nuevo mandato y en línea con todo lo avanzado por la Asamblea Constituyente se debe proceder inmediatamente al reforzamiento del proceso revolucionario a partir de una nueva fase de consolidación de las conquistas sociales revolucionarias, con una economía diversificada creativa que sepa dar cada vez más espacio a las socializaciones y nacionalizaciones, que sea cada vez menos dependiente del petróleo y de los mercados monetarios y financieros internacionales. Y para hacerlo hay que empezar con las lecciones de democracia, libertad y resistencia que ha dado en estos días, por enésima vez, el maravilloso pueblo venezolano.

A pesar de los 120 muertos del 2017, la guerra económica, la guerra mediática activada por la CIA, los narcos, las multinacionales, y a pesar de las derechas venezolanas, el resultado obtenido es extraordinario. Ni siquiera Chávez en el 2002, cuando el golpe de estado tuvo éxito durante algunos días, había sufrido nunca un ataque tan fuerte como el que está sufriendo ahora Nicolás Maduro. Ésta, quiero decirlo con fuerza, es una victoria del Presidente Maduro.

Cuando hablamos de Venezuela hay que tener mucho cuidado y claridad en el mar de mentiras que nos inunda cotidianamente. Estamos ante un gran proceso revolucionario que ha cambiado la suerte de América Latina, ha dado nuevas fuerzas y dignidad a millones de persones que simplemente, en los regímenes neoliberales del pasado, ni existían y ha dado gran fuerza a la esperanza de quienes como nosotros en Occidente tenemos como referencia la cultura de resistencia del movimiento obrero y de la democracia de base.

Hoy en Italia hay 10 millones de personas que viven entre la pobreza y la absoluta. No tienen dignidad, son excluidos del sistema. Por esto mismo también aquí en Europa o en los países capitalistas de proceso maduro la cuestión de la transformación en Venezuela es de vital importancia. El comportamiento de los media sigue el régimen del pensamiento único impuesto por las burguesías dominantes hoy.

-SC: ¿Crees que los USA están aumentando o disminuyendo la injerencia en el llamado “patio trasero de casa”, o sea América Latina? De alguna manera, en los últimos años, parecía que estaban más activos y atentos a otros cuadrantes geográficos, como el Medio Oriente y Asia…

-LV: Hoy, el patio de casa de los USA no es solamente América Latina sino todo el planeta, porque se está verificando una crisis sistémica capitalista. Trump quiere dominar Siria, Rusia, China, Libia, Ucrania, aunque América Latina siga siendo el punto focal. Pero los USA no tienen la fuerza económica ni militar que tenían hace 10 años, desde que emergió una competición “interimperialista”, en la cual la UE tiene sus propios intereses que defender.

Por eso el Departamento de Estado ha enfocado nuevamente la atención sobre América Latina, para restablecer su poder. Creo que el control de Argentina y Brasil ha sido una prioridad en esta fase de recolonización, por eso Lula está hoy en la cárcel, porque saben que, sino, vencería las elecciones.

También en Argentina crearon las condiciones para la salida de Cristina, desde el momento en que creyeron necesario conquistar el país y también Brasil para que no apoyasen a la Venezuela chavista. Es el tiempo en que el grupo de Lima se constituyó como colonia al servicio de las multinacionales. El imperio no ha permitido ni siquiera un gobierno rebelde en Honduras, y a pesar de existir condiciones para hacer ilegítimo un proceso no transparente que causó protestas y muertos, la Organización de Estados Americanos y Trump lo consideraron legítimo.

El inquilino de la Casa Blanca quiere el dominio absoluto en América Latina, por eso intenta destruir la democracia venezolana que, con todas sus contradicciones, es una democracia pura y legítima. El imperialismo no es solamente guerra militar, sino que es también la imposición de reglas económicas, a través de oligopolios y monopolios que obligan a poblaciones enteras a someterse a orientaciones neocoloniales violentando su soberanía y autodeterminación.

La UE es el emblema de todo esto y no por casualidad está hoy en primera fila con las sanciones contra la democracia y la autodeterminación de Venezuela. Los partidos del Parlamento Europeo apoyan hoy en su mayoría, y particularmente algunos de la dicha centroizquierda. Tenemos que ser claros en este punto: es Renzi, es Gentiloni y es el llamado partido “democrático” quienes incitan a violar las reglas de las Naciones Unidas contra la Revolución Bolivariana dando impulso a las hipótesis fascistoides para el futuro de Venezuela, de América Latina y otros países, pensando en hacer propaganda del régimen para fortalecerse a ojos de los poderosos. El PD, el partido autoproclamado “democrático”, apoya, por citar sólo un ejemplo, a las fuerzas fascistas de los mercenarios paramilitares y de un gobierno dictatorial en Ucrania.

Por todas estas razones creo que, en Italia, la única solución real y creíble hoy, es crear y dar apoyo al mismo tiempo a un frente popular como es Poder al Pueblo (Potere al Popolo). No soy un portavoz de esta lista y no puedo hablar en su nombre, pero puedo decir que hay gran expectativa en las áreas políticas, culturales, sindicales con las que trabajo -por ejemplo el Cestes Centro de Estudios, la Unión Sindical de Base, Nuestra América, organizaciones políticas como la Red de los Comunistas o editoriales como Contropiano- así como también en muchos otros compañeros que froman parte también de Poder al Pueblo.

-SC: Has tenido muchos encuentros políticos en Venezuela. ¿Quiénes han sido tus interlocutores y, si podemos publicarlo, de qué habéis discutido principalmente?

-LV: La delegación de la Red de los Comunistas, la del Capítulo italiano de la Red en Defensa de la Humanidad y la del centro de estudios Cestes, después de intercambios con la Cancillería, instituciones que nos han invitado, se entrevistaron en la sede central del CNE con la presidenta Tibisay Lucena Ramírez que expuso la independencia absoluta del poder electoral reconocido constitucionalmente y del moderno y seguro sistema electoral que garantiza elecciones libres y plenamente democráticas a los más de 20 millones de venezolanos.

La Presidenta informó sobre las graves interferencias internacionales que están intentando de todos los modos posible intervenir para impedir el derecho del pueblo venezolano a expresar libremente su voto. La presencia de acompañantes de todo el mundo y de todas las tendencias políticas demuestra de forma feaciente la gran transparencia y la plena legalidad de las elecciones y de su desarrollo.

Nuestra delegación se encontró con el ministro de Exteriores, Jorge Arreaza, que explicó de manera clara los diversos ataques mediáticos y las gravísimas acciones de los gobiernos occidentales y los diversos complots de guerra económica y propagandística para impedir el voto a los venezolanos residentes en el extranjeros y a deslegitimar todo el proceso electoral.

Hemos participado también en el acto de clausura de la campaña electoral del Presidente Maduro en la avenida Bolívar, con la presencia de centenares de miles de obreros, empleados, pensionistas, amas de casa, estudiantes, en definitiva el auténtico pueblo chavista bolivariano, sujeto real de la revolución. Otro encuentro muy interesante tuvo lugar con Tania Díaz, primera vicepresidente de la Asamblea Constituyente, y con William Castillo, viceministro de Comunicación Internacional, con los cuales se habló sobre como utilizar mejor los medios de comunicación social en todo el mundo y de como realizar la difusión de las noticias sobre el proceso revolucionario y de la verdad sobre todo lo que está realizando la democracia socialista venezolana a través de las varias redes sociales presentes en todo el mundo.

Tuvimos también muchos encuentros con delegaciones extranjeras de Cuba, Palestina, Túnez, España, Portugal y países de América Latina. Otro momento importante fue el de la reunión con David Choquehuanca, exministro de Exteriores de Bolivia y ahora secretario ejecutivo del ALBA. Emocionante encuentro, así mismo, con el expresidente Correa de Ecuador, llegado a Caracas para apoyar al Presidente Maduro, que en una conferencia precedente al encuentro había expuesto los graves problemas de su país y la persecución de la cual son víctimas él y sus colaboradores; enfatizó varias veces que se corre el riesgo de un nuevo Plan Cóndor en América Latina y que es necesario vigilar con los instrumentos de la democracia de base para poder hacer una contraofensiva a los criminales ataques imperialistas.

A destacar también el importante encuentro con Ernesto Villegas, Ministro del Poder Popular para la Cultura de Venezuela, en el que tratamos los temas de la actualidad de la revolución bolivariana además de importantes argumentos de prospectiva para la continuidad y reforzamiento de la colaboración política y cultural con el gobierno de Venezuela.

Fueron muchas las entrevistas en directo a Tele Sur, a Radio Sur, a Radio Nacional, etc., sobre temas como el ataque mediático internacional contra la soberanía y la autodeterminación de la democracia participativa bolivariana y sobre el papel de los imperialismo de la UE y de los USA, contra guerra económica, monetaria, financiera y psicológica. En estas entrevista se evidenció la solidez, transparencia y el protagonismo de la democracia participativa socialista venezolana que defiende la propia autodeterminación e independencia con la resistencia heroica de su pueblo para derrotar a los intereses de las multinacionales del petróleo y a las lógicas inhumanas del beneficio.

-SC: Por fin, una pregunta quizás un poco molesta pero que en nuestra opinión es inevitable para las fuerzas revolucionarias de todo el mundo. En el proceso revolucionario bolivariano, así como en el boliviano o incluso en las experiencias de gobiernos progresistas aunque no revolucionarios como en Brasil, a menudo los partidos comunistas son marginales en el proceso o, incluso, hostiles a los movimientos políticos y sociales que los animan. No es así en todo lugar ni para todos los partidos comunista, pero a menudo esta contradicción se produce o se reproduce. ¿Cómo lo explicas?

-LC: Por lo que hace a la autodeterminación de los pueblos, razono con mis organizaciones de referencia, como marxista, en un óptica de devenir histórico y en una óptica de clase. Tenemos que empezar a poner adjetivos a los sustantivos que, de otro modo, se quedan vacíos. “Democracia” no significa nada per se. Hasta Casa Pound la utiliza hoy. Yo añado siempre a la palabra democracia el adjetivo socialista, redistributiva, igualitaria, participativa y popular. “Autodeterminación de los pueblos”, sí. Pero también necesita de adjetivos. Y los adjetivos se añaden atendiendo a la pregunta: ¿en beneficio de quién? Pueblo y ciudadanía solos no significan nada. Era pueblo venezolano el que por cuenta de la CIA y de las multinacionales mató a otro pueblo venezolano para echar a Maduro. Y hago aquí un paréntesis para afirmar mi apoyo al proceso en Cataluña, de ruptura contra el estado imperialista español y europeo, cuando hablamos de autodeterminación de los pueblos tenemos que tener consciencia de quién está llevando adelante el proceso de independencia, cuál es la clase social concretamente y qué orientación política se plantea.

Incluso dentro de la autoproclamada izquierda europea, sin embargo, se dibuja a Maduro como un “autócrata que está condenando al hambre al pueblo”, u otros que dicen que “ha fracasado en dar continuidad a Chávez”. Ciertamente, el dato de la abstención podía ser menor, no como aquél al que estamos acostumbrados en “Occidente democrático”, para entendernos. Pero no hay ningún otro país en el mundo que haya sufrido en los últimos años una guerra imperialista tan feroz, con atentado terroristas continuos, guerrilla de fascistas y mercenarios, con centenas de muertos, guerra económica con acaparamiento y desaparición de bienes de primera necesidad desviados por los mercenarios al mercado negro o a Colombia y dolarizados; hiperfinflación inducida por la especulación monetaria y sobre el cambio creada y manipulada internacionalmente; un bloqueo comercial y financiero internacional infame y terrible sólo comparable al impuesto a Cuba; una guerra psicológica sobre el pueblo y una guerra masmediática terrorista tanto dentro del país como internacionalmente.

Las teorías ideológicas de las propuestas políticas también en los partidos y organizaciones comunistas son necesarias, pero se han de comprobar en el terreno de la posibilidad de realización y deben verificarse. A los escépticos por profesión, a aquellos que quieren enseñar a hacer la revolución en otros países pero en los propios son expropiados de sus recursos y dignidad sin que muevan un solo dedo, quiero solamente decirles que tendrían que empezar a estudiar las relaciones de fuerza con las que se encontró el presidente Maduro en los últimos años. Los precios del petróleo hoy no son los de la época de Chávez. América Latina hoy no es la del tiempo de Chávez, que tenía a su lado a Evo, Correa, Lula, Kirchner, Mujica y todo un continente que se deshacía de las cadenas del FMI.

En el contexto geopolítico actual, Maduro está realizando un milagro y el pueblo, por eso mismo, lo han premiado. Frente a una crisis sistémica ante la cual el capitalismo intenta reaccionar para sobrevivir, era lógico pensar que jugaría una partida durísima sobre el precio del petróleo. Habría sido necesario tener más en cuenta el peligro de depender del precio del petróleo y de la actuación de las burguesías transnacionales. Si dependes del precio del petróleo te golpean con una maniobra especulativa sobre las tasas de cambio, impidiendo que emitas títulos de la deuda pública y actuar así sobre el mercado financiero y, después, sobre el de los recursos naturales y de las mercancías.

Si un país depende mucho y casi únicamente de las dinámicas derivadas y controladas de los precios del mercado, lo golpean y obligan a hacer condicionado y dirigido en favor de las multinacionales y los mecanismos de mercado. Porque cuando el precio del barril baja de los 130 dólares hasta 35 o 40 dólares, el venezolano desciende a 22 dólares: seis veces menos. Se está vendiendo petróleo extraído con la técnica del fracking, devastador a nivel ambiental, pero a bajo precio. Se dirige y amenaza a las petromonarquías y se imponen reglas especulativas: haces entrar en este mercado cantidades enormes de petróleo y se baja el precio.

En Europa, mientras tanto, ya no es más posible la vía socialdemócrata o reformista, la de un capitalismo, por así decir, social que no caiga en la espiral del imperialismo o del neoliberalismo. Por tanto, la única vía es la de la transición hacia el socialismo. Obviamente, como marxistas que interpretan con la necesaria dialéctica la relación entre materialismo histórico y dialéctico, sabemos que no será para mañana. No se dan las relaciones de fuerza que nos favorezcan, pero solamente mirando lejos podemos actuar sobre los procesos en curso y jugar nuestra partida. De otro modo, ya empezamos con la partida perdida.

En el actual estado de cosas, a la luz de lo que está sucediendo, incluyendo los resultados de las últimas elecciones en Italia, creo que hay que destacar, negro sobre blanco, la siguiente afirmación: la izquierda histórica está social y políticamente muerta. Aclaro que yo no soy solamente un hombre de la llamada izquierda, sino un marxista en el pensar y actuar cotidiano. Diré más, tal vez para ganarme algún otro enemigo: el reformismo se ha acabado.

Ha llegado a su final también aquella visión berlingueriana que ha lastrado desde el interior a algunos partidos satélites del exPCI. Aquel ciclo se ha cerrado, ahora hay que relanzar otra hipótesis. Nosotros, con una visión y con principios de clase, retomamos el discurso que habíamos iniciado hace ya 10 años: el del ALBA euro-afro-mediterránea. Podemos simplificarlo refiriéndonos a un área de intereses de clase y de proceso revolucionario euro-mediterráneo, que mira con mucha simpatía al ALBA de Latinoamérica. Un proceso de integración regional en que, con todos las limitaciones, se ha creado el Banco del ALBA, el Banco del Sur, se implementan las Misiones, medios de comunicación alternativos como TeleSur; y se ha creado el Sucre, una moneda virtual de compensación para los intercambios internos, potencialmente alternativa al dólar.

-SC: Sin embargo, diversos partidos y organizaciones comunistas de América Latina y de otros países miran con sospecha y, alguna vez, con una actitud crítica que hasta desprende hostilidad, a estas experiencias decididamente diferentes de las tradicionales, ya sea la “parlamentarista” como la “insurreccional”…

-LV: ¿Cómo es posible no tener en cuenta una experiencia tan importante? La historia nos ha enseñado que los modelos no se exportan, pero que se debe construir el futuro también mirando atrás, desde la experiencia vivida. Entonces, ¿cuál es la perspectiva para la autodeterminación? ¿Cuáles las condiciones económicas de Venezuela? Muy malas, ciertamente. ¿Se está intentando salir? Sí. ¿Se están experimentando soluciones? Tantísimas, con creatividad y coraje. ¿Cómo acabará? Volvemos al materialismo histórico: depende de la relación de fuerzas que seamos capaces de crear a nivel local e internacional.

Por tanto, si no organizamos al menos una red de solidaridad política cultural a nivel europeo, capaz de ofrecer oxígeno a Cuba, a Venezuela y a la propia Bolivia, la agresión de los polos geo-económicos y de las multinacionales ser hará más fuerte, directa y más difícil de combatir.

Y nosotros somos parte en esta causa. Demasiado a menudo las organizaciones y los partidos comunistas se miran a sí mismos, su capacidad organizativa, su estructuración interna en una hipótesis de trabajo para la llamada “acumulación de fuerzas”, en la cual con esta terminología lo que se hace es mirarse más el ombligo que a la organización de clase, que a la necesidad de crear primero en los territorios, entre los trabajadores, las bases para la organización del internacionalismo proletario y después para la organización comunista para el internacionalismo político entre los partidos y las organizaciones comunistas.

Actuar y moverse hoy mirándose a sí mismo significa, a menudo, no saberse relacionar ni entender los procesos revolucionarios, que no siempre responden a las llamadas reglas clásicas históricas de las modalidades de toma del poder, así como por ejemplo la de la Unión Soviética o la de la revolución china o la cubana. Por tanto, mirar a la propia identidad comunista “sin mancha, sin miedo y sin pecado” significa hacer daño al movimiento de clase, al movimiento revolucionario y hacerse daño a sí mismo, puesto que se puede cavar la fosa muriendo de asfixia fuera de las dinámicas reales del proceso histórico.

Realizzazione: Natura Avventura

Joomla Templates by Joomla51.com

echo '
nike tn pas chernike tn pas chernike tn pas chernike tn pas chernike tn pas chernike tn pas cherair max pas cherair max pas cherair max pas cherair max pas cherair max pas chergiuseppe zanotti pas cherzanotti pas chergiuseppe zanotti pas chergiuseppe zanotti pas cherzanotti pas chergiuseppe zanotti pas chergiuseppe zanotti soldesmichael kors outletmichael kors outlet onlinemichael kors outlet storemichael kors outlet handbagsmichael kors outlet watchesmoncler outlet onlinepiumini moncler outletmoncler outletmoncler outlet italiamoncler outlet milanowoolrich outlet online
';